Mel Gibson asegura que «La Pasión» busca «inspirar, no ofender»

No es una película antisemita, aclara

Print Friendly, PDF & Email
Share this Entry

LOS ANGELES, 15 junio 2003 (ZENIT.org).- El director de cine y actor, Mel Gibson, ha afirmado que su película «La Pasión» («The Passion») sobre Jesucristo busca «inspirar, no ofender».

En un comunicado entregado este jueves a «Daily Variety», Gibson aclara: «Para ser claros, ni yo ni la película somos antisemitas».

«»La Pasión» es una película que busca inspirar, no ofender», afirma Gibson en su comunicado. «Mi intención al llevarla a la pantalla es la de crear una duradera obra de arte y suscitar una reflexión seria entre audiencias de diferentes bases religiosas (o sin ellas)».

«Si el intenso escrutinio de mis 25 años de vida pública revela que he perseguido o discriminado a alguien por motivos de raza o credo, yo mismo haría enmienda. Pero no ha sido así».

«No odio a nadie y ciertamente no odio a los judíos», añadió Gibson.

«Ellos son mis amigos y socios, tanto en mi trabajo como en mi vida social», asegura. «El antisemitismo no es sólo contrario a mis creencias personales, sino que también es contrario al mensaje central de mi película».

«Esta es una película de fe, esperanza, amor y perdón, algo sumamente necesario en estos tiempos turbulentos», afirma el director de la cinta.

El comunicado de Mel Gibson tiene lugar en respuesta a un documento que le había enviado un grupo de judíos y católicos, consejeros de la Conferencia Episcopal de Estados Unidos, en el que afirmaban que representar la pasión de Cristo puede implicar antisemitismo, pues podría interpretarse como una acusación al pueblo judío por la muerte de Cristo.

El comunicado se basó en la lectura de un guión provisional de la película que había sido entregado de manera indebida al grupo.

«Lamentamos esta situación y pedimos perdón», afirmó Mark Chopko, consultor general de la Conferencia Episcopal, en un comunicado citado por «Daily Variety».

«Si bien respetamos el derecho de toda persona a tener su opinión sobre la película», ha afirmado el productor del filme, Steve McEveety, «nadie tiene el derecho de criticar públicamente una película hasta que no ha sido terminada, o basándose en la versión de un guión que no está actualizada y que ha sido obtenida de manera ilegal».

«La Pasión», producción de 25 millones de dólares, debería salir en los cines en Pascua de 2004. El papel de Jesús es representado por James Caviezel, mientras que Monica Belluci es María Magdalena.

Print Friendly, PDF & Email
Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación