La fiesta de san José subraya la influencia de la familia en los niños; asegura el Papa

Se celebra el próximo viernes

Share this Entry

CIUDAD DEL VATICANO, miércoles, 17 marzo 2004 (ZENIT.org).- Juan Pablo II ha invitado a vivir la fiesta de san José, esposo de la Virgen María, que tendrá lugar este viernes, como una oportunidad para reflexionar sobre la decisiva influencia de la familia para los niños.

«Esta solemnidad exhorta a las familias de hoy, confortadas por el ejemplo de María y José, quienes con amor atendieron al Verbo encarnado, a inspirarse en su estilo de vida para tomar las decisiones cotidianas de vida y las fuerzas para superar las dificultades», afirmó el Santo Padre hablando en polaco al final de la audiencia general del miércoles.

«Sólo en una familia auténtica, unida duraderamente y amorosa, los hijos pueden alcanzar la sana madurez, sacando ejemplo de amor gratuito, de fidelidad, de entrega recíproca y de respeto por la vida», añadió.

Hablando después en italiano, el obispo de Roma invitó a los jóvenes a seguir el ejemplo de san José para «corresponder cada día a los deseos del Señor».

A los enfermos presentó la figura del padre adoptivo de Jesús como «apoyo en el sufrimiento».

Y a los recién casados –en la plaza de San Pedro había parejas que habían vuelto a vestirse con el traje de bodas para el encuentro con el Papa–, les alentó a ser «siempre dóciles a los designios divinos» como san José.

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación

console.log("Prueba")