Solidaridad del episcopado argentino con monseñor Maccarone, espiado ilegalmente

El prelado había denunciado los manejos del poder en la provincia

Share this Entry

BUENOS AIRES, miércoles, 24 marzo 2004 (ZENIT.org).- El episcopado argentino ha mostrado su solidaridad con el obispo de Santiago del Estero, tras saberse que el prelado era ilegalmente investigado por servicios de inteligencia de la provincia, gobernada por Nina Aragonés, esposa de Carlos Juárez.

La Comisión Ejecutiva de la Conferencia Episcopal Argentina, presidida por el arzobispo de Rosario, monseñor Eduardo Mirás, publicó este martes una carta enviada a monseñor Juan Carlos Maccarone, en la que le expresa su apoyo ante los acontecimientos «dolorosos y difíciles que se están desarrollando en esa provincia».

Monseñor Maccarone, que en ocasiones había criticado la manera en que se ejerce el poder en la provincia, habría sido investigado por los servicios de inteligencia locales.

Según informa «Clarín», el fiscal federal Alberto Pravia ha pedido la imputación por abuso de autoridad y violación de los deberes de funcionario público para la gobernadora y su esposo en la causa por espionaje. Pravia ha pedido lo mismo para el jefe de Gabinete, Carlos Pena y el ministro de Gobierno, Miguel Tejera.

La investigación tiene lugar después de descubrir archivos ilegales paralelos que contenían información privada sobre el obispo, así como sobre funcionarios del gobierno, diputados provinciales y nacionales, dirigentes políticos, sociales, profesionales y ciudadanos. Estas tareas de espionajes son ilegales.

«Queremos expresarte en nuestro cordial saludo todo el apoyo y afectuosa cercanía a ti y a los fieles de la Iglesia en Santiago del Estero, que en este tiempo viven acontecimientos muy dolorosos y difíciles», afirma la Comisión ejecutiva.

«Nos alegra comprobar que en la compleja situación en la que se encuentra esa querida provincia, la Iglesia esté dando válidas respuestas pastorales e iluminando con el mensaje del Evangelio la vida personal y social de los santiagueños», añaden los prelados.

Firman la carta, además de monseñor Mirás, el arzobispo de Buenos Aires y vicepresidente primero del Episcopado, cardenal Jorge Bergoglio; el arzobispo de Corrientes y vicepresidente segundo, monseñor Domingo Castagna, y el obispo auxiliar de Rosario y secretario general, monseñor Sergio Fenoy.

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación