Oración para la preparación de la Jornada Mundial de la Juventud 2005

COLONIA, miércoles, 7 julio 2004 (ZENIT.org).- Publicamos a continuación la oración para la preparación de la XX Jornada Mundial de la Juventud (JMJ) que se celebrará en Colonia (Alemania) en agosto de 2005.

Share this Entry

Invitados por el Santo Padre, se espera la participación de 800 mil jóvenes de todo el mundo en torno a las palabras de los Reyes Magos «Hemos venido a adorarle» (Mt. 2, 2), que sintetizan la necesidad de dejarse guiar por Jesucristo y adorarle a Él, crucificado y resucitado (más información en www.wyd2005.org).

* * *

Señor Jesucristo,
Salvador del mundo, hecho hombre
para darnos vida en abundancia.
Tú permaneces con nosotros en tu Iglesia
hasta el fin del mundo.
Entonces vendrá tu Reino:
un nuevo cielo y una nueva tierra
llenos de amor, de justicia y de paz.
Nos comprometemos firmes en esta esperanza
y te damos gracias.

Te rogamos:
bendice a los jóvenes de todo el mundo.
Muéstrate a quien te busca,
revélate a quien no cree.
Confirma en la fe a tus testigos.
Haz que nunca cesen de buscarte,
como los tres sabios Magos de Oriente.
Haz que se conviertan en artífices de una nueva civilización del amor
y testigos de esperanza para el mundo entero.
Sírvete de ellos para acercarte a quien sufre
por hambre, guerra y violencia.

Infunde tu Espíritu en cuantos colaboran
en la preparación de la Jornada Mundial de la Juventud 2005.
Con la fuerza de su fe y de su amor
haz de ellos servidores de tu Reino,
para que acojan con corazón abierto
a los hermanos y hermanas de todo el mundo.

Nos diste a María como Madre.
Y por su intercesión haz, oh Señor,
que la Jornada Mundial de la Juventud
sea una celebración de fe.
Da en esos días nueva fuerza a tu Iglesia,
para que se confirme en el mundo como tu fiel testigo.

Te lo pedimos, Señor Dios nuestro,
que con el Padre y el Espíritu Santo
vives y reinas por los siglos de los siglos.

Amén.

[Traducción de la versión oficial italiana –de Korazym— realizada por ZENIT.org].

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación