La India: muere el vicario general de Patna (Bihar) por la agresión sufrida días atrás

PATNA, lunes, 2 mayo 2005 (ZENIT.org).- En la madrugada del domingo falleció en Patna (capital del Estado indio de Bihar) a la edad de 72 años el vicario general de esta archidiócesis, el padre Mathew Uzhuthal, a consecuencia de las lesiones que sufrió tras la brutal agresión del pasado 11 de abril.

Print Friendly, PDF & Email
Share this Entry

El sacerdote había sido acuchillado en Mokama, en su despacho. Fue atendido en el «Nazareth Hospital» –en el lugar– hasta el 15 de abril. Trasladado al «Kurji Holy Family Hospital» de Patna, fue operado de la columna vertebral el 23 de abril.

Si bien se recuperó de la operación y llegó a hablar con las personas que le atendían, su estado comenzó a deteriorarse y entró en coma dos días después.

Siguiendo los deseos del sacerdote desaparecido, su cuerpo se trasladará este lunes a Mokama para enterrarlo cerca de su conocido santuario mariano. Allí había sido párroco en años anteriores.

Con tristeza se ha acogido la noticia de esta muerte en todo Bihar, donde el sacerdote era popular. «Es una gran pérdida para la Iglesia» en el Estado, reconoce la hermana Tresa Kottooran, superior provincial de las Hermanas de la Caridad de Nazaret.

De acuerdo con los datos de los que se hace eco el servicio informativo del episcopado indio (ICNS), el padre Uzhuthal fue acuchillado en el cuello y en el pecho cuando se negó a pagar el dinero de una extorsión a Gyan Das, del distrito de Munger.

Das había demandado 100 mil rupias, pero el padre Uzhuthal se negó a entregar la suma. En una declaración a la policía, el vicario general mencionó a Das como su agresor. En cualquier caso, no ha sido arrestado hasta la muerte del sacerdote.

Por su parte el padre Thomas Cheruvally vio a Das saliendo del despacho del padre Uzhuthal con un cuchillo ensangrentado en sus manos. Halló al vicario general tendido en un charco de sangre y lo llevó rápidamente al cercano «Nazareth Hospital», gestionado por las Hermanas de la Caridad de Nazaret.

La incidencia de la criminalidad en Mokama es conocida. El padre Uzhuthal es el segundo sacerdote que cae en manos criminales en el lugar. En 1979 unos desconocidos dispararon al sacerdote jesuita Francis Martinsek, capellán en el citado hospital. Murió a los cuatro días a consecuencia del ataque. Los criminales habían atacado a otro sacerdote, Thomas, pero sobrevivió.

Print Friendly, PDF & Email
Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación