Benedicto XVI a los sacerdotes: Ante el «desierto espiritual», anunciar a Cristo

Se encuentra con los presbíteros de su diócesis

Print Friendly, PDF & Email
Share this Entry

ROMA, viernes, 13 mayo 2005 (ZENIT.org).- Ante el «desierto espiritual» que aflige a la humanidad, los sacerdotes no están llamados a anunciarse a sí mismos o sus opiniones personales, sino a Cristo; considera Benedicto XVI.

Fue el mensaje que dejó este vienes en su primer encuentro con los presbíteros de su diócesis, la diócesis de Roma, con los que se encontró en su catedral, la Basílica de San Juan de Letrán.

Tras un breve saludo del cardenal Camillo Ruini, obispo vicario para la diócesis de Roma, el Santo Padre constató che «hemos dejado a nuestras espaldas el tiempo de aquella crisis de identidad que ha afectado a muchos sacerdotes».

«Sin embargo, siguen presentes esas causas de «deserto espiritual» que afligen a la humanidad de nuestro tiempo y que por consecuencia minan también a la Iglesia que vive en esta humanidad», añadió.

«Por tanto –reconoció– es indispensable volver siempre a la raíz de nuestro sacerdocio. Esta raíz, como bien sabemos sólo es una: Jesucristo, Señor», aseguró.

«En realidad, todo lo que constituye nuestro ministerio no puede ser el producto de nuestras capacidades humanas», siguió aclarando.

«No se nos ha encargado decir muchas palabras, sino hacernos eco y ser portadores de una sola «Palabra», que es el Verbo de Dios hecho carne por nuestra salvación», recordó.

«El Señor nos llama amigos, nos hace sus amigos, confía en nosotros, nos confía su cuerpo en la Eucaristía, nos confía su Iglesia», por eso, afirmó: «La santa misa es de manera absoluta el centro de mi vida y de cada una de mis jornadas».

Tras concluir su discurso, Benedicto XVI escuchó las preguntas y observaciones de algunos sacerdotes y religiosos y las comentó brevemente. Después regresó en automóvil al Vaticano.

Print Friendly, PDF & Email
Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación