Bendicto XVI reconoce su nostalgia por el «Oktoberfest»

MUNICH, domingo, 10 septiembre 2006 (ZENIT.org).- Publicamos las palabras espontáneas que pronunció Benedicto XVI desde el balcón del palacio arzobispal de Munich, que se encuentra en la calle dedicada al cardenal Michael Faulhaber, recordado por los sermones contra la propaganda nazi antisemita, desde que el nacionalsocialismo llegó al poder en 1933.

Share this Entry

El «Oktoberfest», la fiesta de la cerveza por la que es conocida Munich en todo el mundo, comenzará se celebrará este año del 16 de septiembre al 3 de octubre.

* * *

Queridos amigos:
Cada año, al inicio del Oktoberfest, me siento de pie, en este balcón. Me alegra el que una vez más pueda estar hoy aquí, me alegra el saludo de tantas personas y que me pueda sentir verdaderamente en casa y que me rodee una cordialidad así. Ahora sólo puedo decir: «Que Dios os lo pague» y daros las gracias. Demos gracias al querido Dios por el estupendo cielo blanco-azul que nos regala. Doy las gracias por la música que me ha saludado desde mi llegada. Un caluroso «Que Dios os lo pague» a todos vosotros, una vez más, feliz domingo y que os divirtáis. ¡Mil gracias!

Muchas gracias a todos. Os imparto una vez más la bendición como signo de nuestro vínculo de unión interior y como expresión de todos los buenos deseos para el futuro.

[Tras la bendición]

Feliz domingo, que os divirtáis y «Que Dios os lo pague».

[Traducción del original alemán realizada por Zenit]

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación