Catedrales y parroquias acogen a las víctimas de la violencia en Kenia

Cáritas aplica un plan de emergencia

Share this Entry

CIUDAD DEL VATICANO, viernes, 11 enero 2008 (ZENIT.org).Para atender a los 60 mil desplazados por la violencia étnica y política que ha estallado en las últimas semanas en Kenia, Cáritas ha puesto en marcha un dispositivo especial de respuesta a esta emergencia.

El objeto es garantizar, en estrecha colaboración con el personal local de Cáritas y los cooperantes de la red internacional de Cáritas que trabajan en el país, las necesidades básicas de la población afectada: alimentos, agua potable, ropa de abrigo y medicinas.

En estos momentos, Cáritas está asistiendo a diversos contingentes de desplazados acogidos en los campos de refugiados ubicados en las diócesis de Nairobi, Mombasa, Nakuru, Eldoret, Kizale, Kizi, Kakamega y Mararal.

Según han explicado los responsables de la Cáritas de Kenia, en la diócesis de Kizi los desplazados ocupan en estos momentos la catedral, donde se ha proporcionado asilo a 2.300 personas; en Kericho, las parroquias; en Nairobi, el Parque Yamuhuri, las parroquias y las comisarías de la policía; en Nakuru, su estadio… Las últimas cifras hablan ya de 486 muertos en el conflicto.

Caritas Kenia ha informado también de que está a punto de lanzar un llamamiento especial de ayuda a toda la red internacional de Cáritas con objeto de recabar fondos con los que financiar un plan de respuesta a esta emergencia a medio y largo plazo, ya que se ignora por cuánto tiempo van a permanecer los desplazados en los campos, ni cuándo ni cómo podrá llevarse a cabo su reasentamiento.

La Confederación Cáritas Española ha decidido apoyar con una partida especial de 100.000 euros el trabajo humanitario de Cáritas Kenia para proporcionar ayuda de primera necesidad.

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación

console.log("Prueba")