El Papa invita a los jóvenes a enamorarse de Cristo, como Catalina de Siena

Presenta el modelo de la doctora de la Iglesia, que había sido analfabeta

Share this Entry

CIUDAD DEL VATICANO, miércoles 29 de abril de 2009 (ZENIT.org).- Benedicto XVI propuso este miércoles a los jóvenes que conozcan y se enamoren de Cristo, como fue el caso de santa Catalina de Siena (1347-1380).

En el día en que la liturgia recordaba a la religiosa dominica y doctora de la Iglesia, así como patrona de Italia, el pontífice la presentó también como modelo de enfermos y recién casados.

«Enamoraos de Cristo, como fue el caso de Catalina, para seguirle con empuje y fidelidad», les dijo el Papa a los jóvenes que se encontraban entre los peregrinos que participaron en la audiencia general en la plaza de San Pedro del Vaticano.

Dirigiéndose a los enfermos, algunos de ellos en sillas de ruedas, les propuso: «sumergid vuestros sufrimientos en el misterio de amor de la Sangre del Redentor, contemplado con especial devoción por la gran santa de Siena».

Por último, dirigiéndose a los recién casados, algunos de ellos venidos con sus trajes de boda, les aconsejó: «con vuestro amor recíproco y fiel, sed signo elocuente del amor de Cristo por la Iglesia». 

La pasión por Cristo y la Iglesia hizo que Catalina de Siena, con tan sólo 29 años, viajara a Aviñón, donde en esa época los Papas habían trasferido su residencia, y convenciera a Gregorio XI de que tenía que regresar a Roma. Murió a los 33 años, repitiendo las palabras de Jesús: «Padre, en tus manos encomiendo mi espíritu». A pesar de que en su infancia había sido analfabeta, sus obras, que en buena parte dictó, son consideradas como clásicos del cristianismo. 

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación