Arzobispo Sardi, pro-patrón de Malta, cargo tradicionalmente cardenalicio

Sustituye al fallecido cardenal Pio Laghi

Print Friendly, PDF & Email
Share this Entry

CIUDAD DEL VATICANO, domingo, 7 junio 2009 (ZENIT.org).- Benedicto XVI ha nombrado a uno de sus colaboradores cercanos en la Secretaría de Estado, el arzobispo Paolo Sardi, pro-patrón de la Soberana Orden Militar y Hospitalaria de Malta.

El cargo de «pro-Patrón» se atribuye cuando el elegido no es cardenal. En caso de que el Papa decidiera elevarle al colegio cardenalicio en un futuro consistorio, pasaría a ser «patrón» de la Orden.

Monseñor Sardi, que en septiembre cumplirá los 75 años, desde tiempos de Pablo VI colaboraba en la redacción de los documentos y discursos del Papa en la Secretaría de Estado.

El 10 de diciembre de 1996 Juan Pablo II le elevó a la dignidad de arzobispo y él mismo le consagró obispo en la Basílica de San Pedro del Vaticano el 6 de enero de 1997.

Desde el 23 de octubre de 2004 es vicecamerlengo de la Santa Romana Iglesia y, en virtud de este cargo, sigiló el apartamento papal tras la muerte de Juan Pablo II.

Monseñor Sardi, que sustituye al fallecido cardenal italiano Pio Laghi (ejerció ese cargo del 8 de mayo de 1993 al 11 de enero de 2009), tendrá la tarea de promover la vida espiritual de la Orden y de sus miembros, así como las relaciones entre la Santa Sede y la Orden.

La Soberana Orden Militar y Hospitalaria hunde sus raíces en la antigua ordena de los caballeros hospitalarios o caballeros de san Juan, nacida en 1050 para la construcción de un hospital para peregrinos en Tierra Santa.

Se trata de una orden religiosa laica, tradicionalmente militar, caballeresca y nobiliaria. Entre sus 12.500 miembros, algunos son freires profesos, otros han pronunciado la promesa de obediencia. El resto está compuesto por caballeros y damas laicos, llamados al ejercicio de la virtud y de la caridad cristianas.

La Orden de los Caballeros de Malta permanece fiel a sus principios fundacionales, que se sintetizan en el lema «Tuitio Fidei et Obsequium Pauperum», es decir, la defensa de la fe y el servicio a los pobres y necesitados, que se concreta a través del trabajo voluntario de damas y caballeros en estructuras asistenciales, sanitarias y sociales.

Hoy la Orden está presente en más de 120 países con sus propias actividades médicas, sociales y asistenciales.

Más información en http://www.orderofmalta.org

Print Friendly, PDF & Email
Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación