Obispos irlandeses: se puede votar “sí” al Tratado de Lisboa

Monseñor Treanor afirma que “no hay razones religiosas o éticas para el no”

Share this Entry

DUBLÍN, jueves 17 de septiembre de 2009 (ZENIT.org).- No hay objeciones de tipo religioso o ético que justifiquen un nuevo «no» al Tratado de Lisboa. Al contrario, un nuevo rechazo «podría poner en peligro este logro importante para la fe y la sociedad».

Así lo afirmó ayer el obispo de Down y Connor, monseñor Noel Treanor, que fue también representante de Irlanda en la COMECE (Comisión de las Conferencia Episcopales de la Comunidad Europea), ante el Comité parlamentario para asuntos europeos del Tratado de Lisboa (Oireachtas Joint Committee on Europe Affairs on the Lisbon Treaty).

La reunión se produjo este miércoles de cara al próximo referendum, que se celebrará el 2 de octubre en el país, para ratificar o no el Tratado de Lisboa, ante el rechazo de la primera votación, en mayo de 2008.

El prelado, quien aseguró que cuenta con el apoyo del cardenal Séan Brady, Primado de Irlanda y presidente de la Conferencia Episcopal, afirmó categóricamente que «un católico puede, sin reservas y en buena conciencia, votar sí al Tratado de Lisboa».

Citando al propio cardenal Brady, monseñor Treanor recordó que «la Cristiandad irlandesa jugó un papel de primer orden en el establecimiento de los ideales fundacionales de una Europa unida», y que el rechazo de los irlandeses a la UE «debilitarían la influencia de nuestra herencia cristiana en la futura dirección de Europa».

«La Iglesia católica ha apoyado decididamente los objetivos y el rumbo de la Unión Europea», un proceso «más bien frágil en el que no todo está decidido», y en el que Irlanda, tan unida a Europa por su historia, «no debería estar ausente».

Aborto y laicismo

El prelado se refirió a una de las cuestiones que más preocupan a la opinión pública católica irlandesa, y es la cuestión del aborto, prohibido legalmente en Irlanda. En este campo, afirmó monseñor Treanor, ha habido «miedos y desinformaciones» durante el debate.

«El Tratado de Lisboa no altera la posición legal del aborto en Irlanda. Esto se ha asegurado mediante garantías legales (que se convertirán en protocolos) asegurados por el Gobierno irlandés desde el primer referéndum».

Aludiendo a ciertas publicaciones y organizaciones que, según él, «han dado información incompleta o poco fiable sobre la posibilidad de que el Tratado suprimiera las protecciones legales irlandesas para el no nacido», el prelado afirmó que «ninguna de ellas habla en representación de la Iglesia católica».

Aun admitiendo que no es posible predecir cómo evolucionará la legislación, explicó que es necesario que los cristianos no estén ausentes de la «fábrica» de la Europa del mañana.

Precisamente «por la influencia de la ideología secular, las fuerzas culturales que atentan contra una ética consistente de la vida, o por las preocupaciones sobre el estatus del matrimonio y la familia, el ideal de la participación invita a los cristianos a comprometerse plenamente con los representantes y las instituciones democráticas disponibles, tanto nivel nacional como europeo».

«Como el Papa Benedicto XVI ha dicho, los cristianos tenemos que estar activamente presentes en el debate público a nivel europeo», añadió el prelado. «Tenemos que promover el diálogo de la razón y la fe en la vida de Europa y de sus instituciones».

La intervención completa puede leerse en: www.catholicbishops.ie

[Por Inma Álvarez]

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación