Ante la tensión en Oriente Medio, preocupación episcopal por sus cristianos

Reunión en el Vaticano del consejo de aplicación del Sínodo de Oriente Medio

Share this Entry

CIUDAD DEL VATICANO, martes, 8 de febrero de 2011 (ZENIT.org).- En medio de las tensiones que se viven en Oriente Medio, los obispos y la Santa Sede están preocupados por las dificultades que atraviesan sus comunidades cristianas.

A esta conclusión ha llegado la segunda reunión del Consejo Especial para Oriente Medio de la Secretaría General del Sínodo de los Obispos, reunida en Roma del 20 al 21 de enero con el objetivo de ayudar a Benedicto XVI a aplicar las conclusiones del la asamblea sinodal para esa área del planeta celebrada en octubre pasado.

«De las contribuciones de los diferentes miembros se ha podido constatar que las condiciones socio-políticas generales siguen siendo tensas en varios países de Oriente Medio», explica un comunicado conclusivo emitido este martes.

«Las comunidades cristianas, sobre todo en los lugares duramente golpeados por la violencia y atentados, tienen necesidad de apoyo material y moral, y tienen derecho a ejercer su libertad de culto y religión», afirma el texto.

«El respeto de las comunidades cristianas ayuda a apagar en Oriente Medio eventuales polvorines anticristianos y a detener la emigración de los cristianos de la región, su tierra natal, y favorece el bien común», aseguran los miembros del consejo sinodal.

El encuentro ha servido para asistir a Benedicto XVI en la preparación de la redacción de la exhortación apostólica postsinodal que firmará el mismo pontífice y que recogerá las propuestas surgidas del primer Sínodo de Oriente Medio de la historia de la Iglesia.

Entre los participantes se encontraba el cardenal Antonios Naguib, patriarca de Alejandría de los Coptos (Egipto), Su Beatitud Ignace Youssif III Younan, patriarca de Antioquía de los Sirios (Líbano); Su Beatitud Michel Sabbah, patriarca emérito de Jerusalén de los Latinos; y monseñor Shlemon Warduni, obispo de Curia del Patriarcado de Babilonia de los Caldeos (Irak).

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación

console.log("Prueba")