Un recorrido por las “Salas nuevas” del Vaticano

Presentado un libro-investigación sobre una obra poco conocida de Miguel Ángel

Share this Entry

Roma, martes 15 de febrero de 2011 (ZENIT.org) – Julio III, un papa de la Contrarreforma, decidió crearse un espacio de tres salas en el interior del Palacio Apostólico del Vaticano, en cuyas pinturas se plasma de un lado la nostalgia del fausto del Renacimiento y del otro la añoranza del brazo armado de la Iglesia.

Las Salas fueron realizadas bajo la dirección de Miguel Ángel Buonarrotti y fueron a continuación modificadas en su arquitectura y decoraciones por el papa Urbano VIII.

Estas fueron algunas ideas sobre las que se habló hoy durante la presentación del volumen de Libreria Editrice Vaticana titulado “Las Salas Nuevas del Belvedere del Palacio Apostólico del Vaticano”.
La obra fue presentada por el director del Museo Vaticano,  Antonio Paolucci y por monseñor Vincenzo Francia, oficial de la Congregación de la Causa de los Santos y tutor del volumen.

Las Stanze Nuove, que eran “salas nuevas” en el 1600, hoy alojan diversas oficinas de la Secretaría de Estado. De hecho durante la presentación los conferenciantes expresaron su deseo de que en el futuro estas obras pudieran ser abiertas al público.
“Las Salas Nuevas tienen pinturas de inestimable valor, si bien en una ciudad como Roma, al estar situadas al lado de obras como la Logia de Rafael Sanzio, entran en una zona de sombra” indicó el director del Museo Vaticano.

En las salas hay imágenes de Roma antigua, del Castillo Sant’Angelo iluminado con antorchas y durante los fuegos artificiales, una basílica de San Pedro en construcción sin ni siquiera la fachada concluida, como la dejó Miguel Angel en el momento de su muerte, o sin los campaniles hoy existentes, o con la cúpula pero sin la columnata de Gian Lorenzo Bernini.
Algunos cuadros representan personajes como querían ser imaginados, tal como Carlomagno en el año 800 que entra en Roma con el papa León III, y sobre el fondo se ve la basílica de San Pedro con la cúpula (la cual fue concluida en el 1602).
La presentación coordinada por la presidenta de la Asociación Internacional de los Críticos literarios, Neria De Giovanni, fue acompañada por una proyección de las obras existentes en las salas y comentadas por monseñor Francia.
El libro presentado contiene estudios inéditos de cuatro jóvenes investigadores: Flaminia Enea, Alessandro Lusana, Patrizia Papini y Antonio Cataldi.

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación