Abusos: obispos de Chile garantizan transparencia, verdad y justicia

Print Friendly, PDF & Email

Los prelados toman una posición común ante el caso Karadima

Share this Entry
Print Friendly, PDF & Email

SANTIAGO, domingo, 10 de abril de 2011 (ZENIT.org).- Ante los escándalos de sacerdotes que han estallado en la opinión pública en los últimos años, los obispos de la Conferencia Episcopal de Chile han asegurado una respuesta de transparencia, verdad y justicia.

Los prelados del país presentaron el 8 de abril un posición común al final de la asamblea plenaria que han celebrado en Punta de Tralca, tras el amplio eco que ha tenido el caso del sacerdote Fernando Karadima Fariña, antiguo párroco de El Bosque, en la capital chilena, quien tuvo un papel decisivo en la formación de la Unión Sacerdotal del Sagrado Corazón de Jesús, condenado tras una investigación eclesiástica por abusos sexuales.

Tras recordar que la Iglesia «necesita de purificación», los prelados, en el mensaje que fue dado a conocer en conferencia de prensa por monseñor Ricardo Ezzati, arzobispo de Santiago y presidente de la Conferencia Episcopal, expresan su «profundo dolor por los casos pasados y recientes de abusos de menores y jóvenes, cometidos por miembros del clero y personas consagradas».

«Reconocemos que no siempre hemos reaccionado con prontitud y eficacia ante las denuncias. Manifestamos nuestra cercanía y solidaridad con las víctimas de estos abusos y con sus familias, y hacemos nuestros sus sufrimientos», afirman los obispos.

Los obispos ofrecen «humildemente nuestra petición de perdón, el apoyo que podamos darles, además de nuestra oración» y extienden su «petición de perdón a toda la comunidad eclesial por el mal ejemplo dado por algunos de sus ministros».

A los sacerdotes que han fallado a su compromiso y han causado daño a otros, les exhortan «a hacer un examen de conciencia personal y a responder de sus actos delante de Dios, de la sociedad y de sus superiores».

Al mismo tiempo, alientan «a tantos sacerdotes que, llevando ‘el peso del día y del calor’ (San Mateo 20,12), sirven a la gente de tan diversas formas, conduciéndolas a una vida más plena en Cristo».

Tras haber reflexionado sobre el caso del padre Fernando Karadima, a los obispos les «duele y preocupa que otros consagrados estén siendo involucrados en presuntos abusos a menores, un pecado abominable para la conciencia cristiana».

«De un modo especial nos estremece el impacto que, con toda razón, estas situaciones producen en nuestras comunidades y en la opinión pública», confiesan.

El arzobispo de Santiago, monseñor Ezzati, ha realizado una petición de perdón a las víctimas. También lo han hecho otros pastores ante situaciones similares en sus diócesis. Igualmente los obispos que forman parte de la Unión Sacerdotal del Sagrado Corazón han manifestado públicamente «su cercanía con las víctimas, sus familias y todas las personas que por estos tan tristes acontecimientos han sufrido y se han escandalizado».

En este nuevo documento, como asamblea plenaria, los obispos de Chile «con humildad nos adherimos a esta petición de perdón».


El mensaje de los obispos de Chile puede leerse en http://www.zenit.org/article-38898?l=spanish

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación

@media only screen and (max-width: 600px) { .printfriendly { display: none !important; } }