El Papa: el yugo de Cristo es suave pero exigente

Print Friendly, PDF & Email

41 arzobispos reciben el símbolo de unión con Pedro

Share this Entry
Print Friendly, PDF & Email

CIUDAD DEL VATICANO, jueves 30 de junio de 2011 (ZENIT.org).- Benedicto XVI recordó a 41 nuevos arzobispos que el yugo de Cristo es de amistad, pero también es exigente y “nos forma”, este miércoles al celebrar la misa en la festividad de los Santos Pedro y Pablo en la Basílica de San Pedro.

Cada año, en esta fiesta, los nuevos arzobispos de la Iglesia (o los que ya eran arzobispos pero que han sido designados a nuevas archidiócesis) reciben el palio (una faja circular que cargarán sobre los hombros), signo de comunión con el Papa. Pero hoy la celebración era todavía más importante ya que el Santo Padre está celebrando el 60º aniversario de su ordenación.

Después de una cálida reflexión sobre su sacerdocio y las lecciones de seis décadas, se centró en las palabras de Cristo “ya no os llamo siervos, sino amigos” y volvió a dirigirse a aquellos que recibían el palio.

Brasil y Estados Unidos son las naciones que tienen mayor número de arzobispos -siete y cuatro respectivamente, aunque dos de los de Estados Unidos son Mexicanos nativos.

El palio, dijo el Papa, “nos recuerda, en primer lugar, el yugo suave que Cristo ha puesto sobre nosotros. El yugo de Cristo es idéntico a su amistad. Es un yugo de amistad y es “un yugo suave”, pero también es exigente, y nos forma. Es el yugo de su voluntad que es una voluntad de verdad y amor”.

El Santo Padre destacó que el palio está hecho de lana: “esto nos recuerda que el mismo Pastor se convirtió en un cordero, por amor a nosotros”.

“Nos recuerda que Cristo atravesó las montañas y los desiertos, en los que su cordero, la humanidad, se había perdido -dijo-. Nos recuerda que tomó al cordero -humanidad, a mí- sobre sus hombros para llevarlo a casa”.

Y añadió: “Nos recuerda que también nosotros, como pastores a su servicio, tenemos que llevar a otros, trayéndolos en nuestros hombros y llevándolos a Cristo”.

La homilía de Benedicto XVI en la solemnidad de los santos Pedro y Pablo puede leerse en ZENIT, 29 de junio de 2011.

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación

@media only screen and (max-width: 600px) { .printfriendly { display: none !important; } }