Primer seminario de comunicación para obispos en Brasil

Los obispos necesitan comprender la influencia de los nuevos lenguajes

Share this Entry

RÍO DE JANEIRO, martes 12 de julio de 2011 (ZENIT.org).- El primer seminario de comunicación para los obispos de Brasil debe ser un momento oportuno para reflexionar sobre la comunicación hoy en la Iglesia, considera el arzobispo Claudio María Celli, presidente del Consejo Pontificio para las Comunicaciones Sociales del Vaticano.

“Veo esta iniciativa con mucho interés y satisfacción. Considero muy valioso que los propios obispos hayan tomado esta decisión de tomar varios días para dedicarlos por completo a una reflexión que incluye todos los campos de la comunicación”, aseguró.

Para el arzobispo Celli, es fundamental discutir lo que significa hoy afrontar una pastoral en el mundo de la comunicación teniendo en cuenta los nuevos lenguajes y de las nuevas tecnologías.

Así lo explicó en el primer seminario de comunicación para los obispos del Brasil, que se realiza en Río de Janeiro del 12 al 16 de julio, organizado por la Conferencia Nacional de Obispos Católicos de Brasil (CNBB), por el Consejo Pontificio para las Comunicaciones Sociales (PCCS) y la arquidiócesis de Río de Janeiro.

“Las nuevas tecnologías –afirmó Celli– no solamente desempeñan una función instrumental, sino que ellas generan también una nueva cultura; que nosotros llamamos ‘cultura digital’, una nueva forma de ser y de relacionarse. Y la Iglesia tiene la profunda consciencia de que debe anunciar su mensaje al ser humano de hoy. Una persona que vive y está dentro de esta nueva cultura. Ese es el gran desafío para la Iglesia: Ver cómo hacer, qué cosa hacer y en qué medida estar presente en el nuevo contexto cultural”.

Para el presidente del Consejo vaticano, las nuevas tecnologías poseen también un nuevo lenguaje.

“Debemos dialogar con esa realidad y conseguir que el mensaje del Evangelio sea colocado también en ese contexto –aclara–. Y allí es fundamental, para todos nosotros, el tema del nuevo lenguaje. Mi forma de hablar con la gente de hoy tiene que ser con lenguaje que sea compresible. Un lenguaje que no sea solo alguna cosa que yo use para ser entendido, sino un lenguaje que tenga una profunda dimensión antropológica».

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación

console.log("Prueba")