Los obispos de Bélgica contra la eutanasia, incluso en caso de demencia

Print Friendly, PDF & Email

La Conferencia Episcopal publica un comunicado en el que manifiesta que la dignidad humana no puede depender del poseer o no una determinada capacidad

Share this Entry
Print Friendly, PDF & Email

Oposición clara en contra de la eutanasia a personas afectadas por algún tipo de demencia. Así se manifiesta la Conferencia Episcopal Belga (CEB) en una declaración publicada este lunes en los principales periódicos del país, el Standaard en flamenco y La Libre Belgique en francés.

Tal y como ha reportado Radio Vaticano, en el documento, los prelados hacen referencia a la propuesta de ley de ampliación de la eutanasia para personas en condiciones de demencia que hayan indicado precedentemente su voluntad en una declaración anticipada.

El contexto actual es muy complejo, advierten los obispos. El envejecimiento de la población lleva a un aumento de los casos de demencia, de discapacidades mentales profundas, así como pacientesen coma y fases terminales. Cuidar a todos estos enfermos “responde a una elección puramente ética”, no económica, porque “un ser humano, aún afectado por una demencia, es una persona hasta su muerte natural”. Por eso, continúa la declaración, “la dignidad humana no puede depender del poseer o no una determinada capacidad” ya que “está unida, de forma inalienable, al simple hecho de pertenecer a la especie humana” y por tanto “cada persona, también en estado de demencia, merece respeto y debe recibir, en consecuencia, los cuidados apropiados”.

Por otro lado, los obispos de Bélgica explican el concepto de autonomía de la persona, un principio importante siempre y cuando no se convierta en “individualismo excesivo” o que cualquier acto no sea considerado un bien “por el solo hecho de que es el fruto de una elección autónoma”. A propósito recuerdan que “los individuos no son islas y cada ser humano vive en un ambiente social, cultural, histórico y relacional”. Por tanto, una autonomía “en relación y en comunión” hace ver mucho mejor la verdadera identidad y el funcionamiento efectivo de la libertad del hombre.

Otro tema sobre el que advierten los obispos en el comunicado es la “calidad de la vida”, de la que “es difícil dar una definición objetiva”. De este modo, hablan del riesgo de proyectar en el paciente las preocupaciones y las angustias de las personas que están a su alrededor.

Además, los obispos belgas denuncian “el clima eutanásico” que ha ido creciendo en el país desde el 2002, año de la entrada en vigor de la ley de la eutanasia para los adultos.

Finalmente, hacen un llamamiento en el comunicado para que la sociedad continúe cuidando de los más vulnerables a través de técnicas precisas y cuidados paliativos adecuados, también en fase terminal, porque “el nivel moral de la sociedad se mide en base al trato que reserva a sus miembros más débiles”.

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación

@media only screen and (max-width: 600px) { .printfriendly { display: none !important; } }