Mons. Rolando José Alvarez Lagos © Twitter/@DiocesisdeMat

Nicaragua: Obispo de Matagalpa propone un “decálogo ético” para los políticos

Continúa la tensión en el país

Share this Entry

(zenit – 18 febrero 2020).- Mons. Rolando José Alvarez Lagos, obispo de Matagalpa, propuso a los políticos de su país un decálogo ético a cumplir, indica la Agencia Fides.

Este decálogo fue expuesto durante la homilía del prelado en la Misa celebrada en la catedral de Matagalpa el pasado domingo 16 de febrero de 2020, ante el pasaje del Evangelio del día sobre el “discurso de la montaña”, que habla del cumplimiento de la ley.

Así, en sus palabras, Mons. Álvarez presentó el consabido decálogo: “Primero: no descalifique al otro; segundo: no lo critique de manera destructiva; tercero: no lo juzgue de una manera incorrecta; cuarto: respeta su dignidad (fama); quinto: respeta su privacidad, su integridad y su vida familiar; sexto: respeta las opiniones del otro; séptimo: reconoce que todos nos necesitamos mutuamente; octavo: siempre busque puntos de consenso; noveno: considere a Nicaragua como el mayor y principal bien común; décimo: supere el mal con el bien”.

Continúa la tensión

Nicaragua aún vive en una situación de fuerte tensión debido a la falta de libertad en todos los ámbitos. La noticia de las próximas elecciones no tranquiliza a las familias que cuentan con un miembro de la familia en prisión sin un cargo real.

Se desconoce el número exacto de presos políticos, pero son muchos. La noticia de la liberación, el 13 de febrero, de ocho presos políticos por el régimen orteguista, ha provocado satisfacción entre los grupos que piden la liberación de presos de conciencia, indica la citada fuente. No obstante, los miembros de las familias de los presos continúan exigiendo la liberación incondicional de todos los ciudadanos detenidos en los centros penitenciarios del país.

Intervención del nuncio apostólico

En declaraciones a la prensa local, la presidenta del Comité para la Liberación de Prisioneros Políticos, Brenda Gutiérrez, declaró que, aunque nadie debería estar agradecido porque la libertad es un derecho, la intervención del nuncio apostólico, el arzobispo Waldemar Sommertag, debe ser reconocida.

Según Gutiérrez, Mons. Waldemar Sommertag fue el único capaz de hacerse oír por el presidente Daniel Ortega y la vicepresidenta Rosario Murillo, su esposa. Brenda Gutiérrez añadió: “Es una situación terrible. No hay libertad, parece que estamos secuestrados en nuestro propio país”.

Según Alianza Cívica, todavía hay 61 presos políticos. Brenda Gutiérrez subrayó que “aunque la Gran Coalición de la oposición está preocupada por definir la reforma electoral en vista de las próximas elecciones, no podemos olvidar a quienes sufren injustamente en la cárcel”.

Share this Entry

Christian Vallejo

Estudiante de Periodismo.

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación