El programa permite a personas seleccionadas que han residido en el país durante al menos diez años solicitar la libertad condicional en el lugar

El programa permite a personas que han residido en el país durante al menos diez años solicitar la libertad condicional en el lugar Foto: Listín Diario

USA: Obispos reaccionan a plan Biden para regulación migratoria para cónyuges indocumentados

Print Friendly, PDF & Email

El programa permite a personas seleccionadas que han residido en el país durante al menos diez años solicitar la libertad condicional en el lugar, lo que ofrece acceso a una autorización de trabajo legal y protección contra la expulsión si se concede

Share this Entry
Print Friendly, PDF & Email

(ZENIT Noticias / Washington, 19.06.2024).- “Damos la bienvenida al anuncio de hoy y la esperanza que trae a miles de familias estadounidenses que han luchado contra el miedo a la separación durante una década o más”, dijo el obispo Mark J. Seitz de El Paso, tras el anuncio de la administración Biden de una nueva “Programa para cónyuges indocumentados de ciudadanos estadounidenses”.

El programa permite a personas seleccionadas que han residido en el país durante al menos diez años solicitar la libertad condicional en el lugar, lo que ofrece acceso a una autorización de trabajo legal y protección contra la expulsión si se concede, así como la posibilidad de solicitar un estatus legal permanente en ciertos casos. Un programa similar ha estado disponible para los miembros del servicio militar y sus familias durante varios años. Esto se produce días después de que el programa de “Acción Diferida para los Llegados en la Infancia” (DACA) cumpliera doce años desde su anuncio por primera vez.

Hablando como presidente del Comité de Migración de la Conferencia de Obispos Católicos de Estados Unidos, el obispo Seitz declaró:

“Al conmemorar el duodécimo aniversario de DACA, hemos visto los impactos positivos que tales programas pueden tener, no sólo para los propios beneficiarios sino también para las familias, los empleadores y las comunidades que dependen de ellos. Este nuevo programa seguramente producirá beneficios similares. Sin embargo, mientras el destino de DACA está en juego, también sabemos cuán insuficientes son estos programas. Los legisladores tienen el deber moral y patriótico de mejorar nuestro sistema de inmigración legal, incluidas las oportunidades disponibles para la reunificación y preservación familiar. Una sociedad es tan fuerte como sus familias, y la unidad familiar es un derecho fundamental. Por el bien del país, el Congreso debe encontrar una manera de superar las divisiones partidistas y promulgar una reforma migratoria que incluya un programa de legalización ganada para los residentes indocumentados de larga data”.

Gracias por leer nuestros contenidos. Si deseas recibir el mail diario con las noticias de ZENIT puedes suscribirte gratuitamente a través de este enlace.

 

Share this Entry

Redacción Zenit

Apoya ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación

@media only screen and (max-width: 600px) { .printfriendly { display: none !important; } }