Dona ahora!
Basílica De San Nicolás De Bari © Vatican Media

Basílica De San Nicolás De Bari © Vatican Media

San Nicolás de Bari: “Promoviendo el camino de la unidad cristiana”

Carta del Papa Francisco (Texto completo)

(ZENIT – 25 nov. 2018).- “La Basílica de San Nicolás (…) pudo mostrar su vocación específica de promover el camino de la unidad de los cristianos”, escribe el Papa con motivo del 50 aniversario de la elevación de la Basílica de San Nicolás de Bari: Lugar donde se conservan las reliquias del santo como “Basílica Pontificia” (1968).

En una carta publicada este 24 de noviembre dirigida a Mons. Francesco Cacucci, arzobispo de Bari-Bitonto y delegado pontificio de la Basílica de San Nicolás, el Papa subraya que “la oración tiene un poder evangelizador extraordinario y es necesaria para lograr la plena comunión entre los cristianos”.

En el marco de este aniversario, se ha organizado un Congreso sobre el tema: La Basílica Pontificia de San Nicolás en las Constituciones Apostólicas de los Papas. Aspectos canónicos, pastorales y ecuménicos , con la participación del cardenal Giovanni Angelo Becciu, prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos, y del obispo Nunzio Galantino presidente de la Administración de Patrimonio de la Sede Apostólica.

San Nicolás, obispo de Myre, es reconocido por los fieles de diferentes Iglesias y denominaciones cristianas como defensor de los más débiles y de los perseguidos, protector de las niñas, de los marineros y de los niños. La universalidad de su culto lo convierte en un verdadero “puente entre Oriente y Occidente”. Nacido en Patare en Lycia, hacia el 270 de padres cristianos, dejó a un joven huérfano al frente de una rica herencia, Nicolás dedicó su fortuna a las buenas obras.

Cuando murió el obispo de Myre, los obispos de la provincia llamaron a Nicolás para sucederlo. Durante su episcopado, además de sus muchas obras pastorales, luchó contra los errores de Arrio, y fue uno de los 318 obispos que Condenó el arrianismo al primer concilio de Nicea. Su muerte llegó poco después, alrededor de 325. La tradición reporta que desde su tumba brota un aceite milagroso. Alrededor de 1087, cuando la ciudad de Myre estaba en poder de los turcos, los corsarios-mercaderes de Bari sacaron las reliquias y las llevaron a su ciudad donde se construyó una iglesia en honor al santo.

Aquí está nuestra traducción de esta carta.

***

Carta del Papa Francisco

Querido Hermano
Francesco CACUCCI 
Arzobispo de Bari-Bitonto
Pontificio Delegado de la Basílica de San Nicolás

Han transcurrido cincuenta años desde que mi predecesor, San Pablo VI, elevó la Basílica de San Nicolás de Bari al rango de  Basílica Pontificia, asignando el cargo de delegado pontificio al arzobispo pro tempore de Bari. Este importante aniversario es motivo de alegría para la arquidiócesis, para la ciudad y para la región de Pouilles, para la Orden de los Predicadores que guardan su templo sagrado, así como para toda la comunidad católica porque este lugar de fe, de oración, de encuentro y diálogo, ha favorecido el movimiento ecuménico.

En estos años, la Basílica de San Nicolás, tan singularmente vinculada a la Santa Sede, ha podido manifestar su vocación específica, que se ha finalizado para promover el camino de la unidad de los cristianos. Esto fue facilitado por la sincera devoción de los fieles de Oriente y Occidente al santo obispo de Myre. Mis pensamientos se dirigen a todos aquellos que han cooperado de alguna manera con la actividad litúrgica, pastoral, cultural y, sobre todo, ecuménica, cuyos frutos pude ver personalmente durante mi reciente visita con ocasión  del encuentro de oración y de reflexión con los líderes de la iglesia presentes en el Oriente Medio.

Animo a todos los que trabajan, con diversas responsabilidades, en el manejo pastoral de esta histórica basílica a que continúen su servicio de colaboración con un renovado ardor apostólico, ayudando a los peregrinos y a quienes lo frecuentan a verlo con confianza y a redescubrir su importancia espiritual. Se trata de fomentar en los fieles el camino de una búsqueda diligente de Dios, alimentada por una intensa piedad y una nostalgia insatisfecha por la contemplación. La oración tiene una fuerza evangelizadora extraordinaria y es necesaria para lograr la plena comunión entre los cristianos.

Espero que este importante aniversario del 50 aniversario sea también una razón para un renovado interés en el estudio de los eventos históricos de la basílica pontificia, de la figura de San Nicolás, así como la teología ecuménica. Que la reflexión científica, acompañada de eventos culturales, pueda acompañar sostener la piedad, la liturgia y el culto del santo, haciendo una contribución válida a las relaciones ecuménicas entre las comunidades católicas y ortodoxas.

Con tales sentimientos, invocando la intercesión de la Virgen María y de San Nicolás, les doy de todo corazón la Bendición Apostólica, a todos y a toda la comunidad diocesana, al Cardenal Angelo Becciu, quien preside el evento conmemorativo, a los Padres Dominicanos, promotores y relatores del congreso y quienes participarán en las ceremonias de conmemoración.

Ciudad Del Vaticano, 24 de noviembre de 2018.

FRANCISCO

© Traducción de ZENIT, Raquel Anillo

About Anne Kurian

Share this Entry

Apoya ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación