Congo: El Foro del Tercer Sector italiano organiza una acción internacional de paz

Print Friendly, PDF & Email

En la región de Kivu, devastada por la guerra

Share this Entry
Print Friendly, PDF & Email

ROMA, 17 dic (ZENIT.org).- Un millón setecientos mil muertos en menos de dos años, un niño de cada tres huérfano, nueve estados africanos envueltos en un conflicto que ha degenerado en guerrillas locales y en territorios saqueados por las correrías de los militares y los paramilitares.

Esta es la situación hoy en la República Democrática del Congo, y en especial en la región de Kivu, según explican el portavoz del Foro del Tercer Sector de Italia, el padre Albino Bizzoto, presidente de la organización «Beatos los constructores de la paz», Eugenio Melandri, de «Llama Africa» y Samuele Filippini, de la asociación «Papa Juan XXIII».

Los tres han presentado en Roma la campaña «También yo en Bukavu», una «acción internacional no violenta de paz, en Bukavu, del 24 de febrero al 2 de marzo del 2001, para lanzar juntos a la sociedad civil local una gran imploración de paz». Porque el verdadero drama, según los organizadores, es evidente: «Todo está sucediendo en medio de la indiferencia y el desinterés general».

Desde Bukavu, la «Sociedad civil» (la coordinación de las asociaciones y de las Iglesias) ha lanzado un llamamiento para afrontar el problema de la paz en Africa. A este llamamiento ha respondido la Iglesia, en especial, la que se encuentra en Italia, con esta iniciativa que, por primera vez, no tiene como objetivo la ayuda humanitaria o actividades de cooperación, sino un encuentro entre pueblos para apoyar la resistencia no violenta, para denunciar las responsabilidades del mundo occidental respecto a la situación del Congo, donde los diamantes se salvaguardan mejor que las personas.

En su intervención durante la presentación a la prensa de «También yo en Bukavu», el embajador italiano en Kinshasa, Pietro Ballero, ha subrayado que «el verdadero problema, por hablar sólo del Congo, no son lamentablemente sólo los dos millones de muertos sino los cincuenta millones de civiles que están en una situación extrema y abandonados a sí mismos, sin comida, sin asistencia, comunicaciones por carretera o telefónicas».

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación

@media only screen and (max-width: 600px) { .printfriendly { display: none !important; } }