India: 20 mil personas se manifestaron contra el asesinato de un misionero

Print Friendly, PDF & Email

El padre Jacob Chittilapilly fue brutalmente asesinado por extremistas

Share this Entry
Print Friendly, PDF & Email

MANIPUR, 21 dic 2000 (ZENIT.org).- Más de veinte mil personas de varias religiones y denominaciones cristianas participaron en una manifestación de paz, el pasado 10 de diciembre, condenando el brutal asesinato del padre Jacob Shajan Chittilapilly, por parte de expremistas en Sugnu.

Según informa la agencia de noticias católica, SAR, el reverendo Lokou, pastor de la Iglesia presbiteriana, dirigió la oración al comienzo de la manifestación. La procesión se inició en la iglesia batista cristiana de Manipur y acabó en los terrenos del THAU, donde tuvo lugar un encuentro de pésame.

Los manifestantes portaban pancartas condenando el asesinato del padre Jacob. «Abajo la violencia», «La vida es más valiosa que el dinero», «Matar a un sacerdote va contra la religión», entre otras, eran las frases de las pancartas.

Hombres no identificados dispararon el pasado 2 de diciembre cerca de Sugunu (Manipur) contra el padre Shajan Jacob, coadjutor de la parroquia de San José en esa localidad. Ha sido el tercer misionero asesinado en Manipur.

Dirigiéndose a la multitud reunida, el reverendo Chongthang, de la Iglesia Evangélica Libre de India, condenó el inhumano asesinato de un misionero inocente. «Muchos misioneros han sido perseguidos y asesinados y las iglesias quemadas en diferentes partes del país. Pero las autoridades son insensibles a los ruegos de los cristianos de que protejan a su líderes y a sus comunidades. Esta manifestación es un signo de nuestra solidaridad durante este tiempo de agonía», añadió.

El secretario general de las Organizaciones Cristianas de Manipur, S. N. Gangte, condenó todas las formas de violencia y asesinatos y aseguró oraciones por el alma del padre Jacob.

El presidente de la Unión Católica de Manipur se preguntó si el secuestro podría haber sido la razón de la muerte del padre Jacob. «Apreciamos el abnegado servicio de los misioneros a la gente que vive en lugares apartados de nuestro estado, donde incluso el Gobierno ha hecho muy poco. ¿Por qué se asesina a inocentes misioneros? Esperamos que sea el último asesinato», dijo.

El vicario general de la arquidiócesis, el padre Dominic Lumon, dijo: «Los misioneros no pueden ceder a las exigencias e intimidación de los milicianos… incluso si se les apunta con una pistola. No desafiamos a los revolucionarios sino con los principios cristianos y en el campo moral, no podemos hacer contribuciones a grupos revolucionarios».

La editora del diario «Aja», Valley Rose, representando a todas las madres de Manipur, expresó profunda tristeza por el asesinato del joven misionero que eligió servir a la gente de Manipur. «Si los asesinos están combatiendo por la libertad ¿por qué saquean, secuestran y matan a un inocente misionero?», se preguntó.

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación

@media only screen and (max-width: 600px) { .printfriendly { display: none !important; } }