Fidel Castro pide abrir una casa religiosa para recordar la visita del Papa

Ha sido encomendada a las religiosas de Santa Brígida

Share this Entry

ROMA, 25 mayo 2001 (ZENIT.org).- Fidel Castro ha pedido a la Orden del Santísimo Salvador de Santa Brígida que abra una casa religiosa en Cuba dedicada a Juan Pablo II para recordar su histórica visita de enero de 1998.

La casa fue inaugurada en días pasados por la abadesa general de la Orden, la madre Tekla Famiglietti, quien llegó a Cuba acompañada por la vicaria de la familia religiosa, la madre Elisa. Las religiosas fueron recibidas por la jefa de la Oficina de Asuntos Religiosos del Comité Central del partido Comunista de Cuba, Caridad Diego.

Tras las debidas obras de restauración, la casa religiosa, puesta a disposición por el arzobispo de San Cristóbal de La Habana, Jaime Lucas Ortega y Alamino, ofrecerá retiros y espiritualidad. Estará dirigida por ocho religiosas brigidinas. Debería ser totalmente operativa antes de un año.

«Me ha dado una bella impresión –ha explicado la madre Famiglietti al regresar a Roma tras su visita a la isla en declaraciones a Radio Vaticano–, pues hay que leer todo con los ojos de la fe. He visto que hay mucha esperanza y mucha fe en el corazón de muchas de las personas con que me encontré».

«Al ver a una religiosa con hábito –añade– se me acercaban para decirme: «gracias por haber venido, quédese con nosotros»».

La madre Famiglietti revela que Fidel Castro ha enviado una carta al Papa con motivo de la apertura de la casa religiosa en La Habana, en la que menciona expresamente su deseo que de que sirva para recordar la visita pontificia a su país.

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación

console.log("Prueba")