Cinco millones de italianos participaron en la campaña de la deuda externa

Print Friendly, PDF & Email

16 millones de dólares para proyectos de desarrollo en Guinea y Zambia

Share this Entry
Print Friendly, PDF & Email

ROMA, 23 octubre 2001 (ZENIT.org).- El resultado más importante de la campaña de sensbilización sobre la deuda externa, llevada a cabo por la Iglesia italiana, no son sólo los 16 millones de dólares recogidos para condonar la deuda de los países más pobres, sino los cinco millones de italianos que han participado en ella.

«La campaña lanzada por la Conferencia Episcopal –explica a Zenit monseñor Attilio Nicora, presidente de la Comisión eclesial para la reducción de la deuda externa de los países más pobres– ha sido en general muy satisfactoria».

«Eran tres los objetivos fijados –explica–. El primero era la información y la formación. Y especialmente en las regiones donde existía una buena trama organizativa de base, formada por oficinas misioneras, Caritas, organizaciones de voluntariado, se ha podido alcanzar a un número notable de personas. No olvidemos la gran red de las parroquias y las diócesis».

«Estimamos que cinco millones de italianos han podido, sobre un argumento de gran importancia aunque complicado, escuchar reflexiones serias y documentadas, orientándose con mayor conciencia y libertad», añade.

«El segundo objetivo –explica el obispo– era el de hacer crecer en Italia decisiones coherentes de política económica. Y el Parlamento, en julio de 2000, aprobó una ley que empieza a dar resultados concretos».

El tercer objetivo era el de la recogida de fondos. «Queríaamos realizar un geso concreto, pidiendo a los italianos una suma para hacer una operación de conversión de la deuda –explica el responsabe de la campaña–. Con este dinero empezamos intervenir en Guinea-Conacry primero y luego en Zambia».

«El dinero se traducirá, junto con la parte de la deuda condonada que los gobiernos deberán meter en un fondo de contrapartida, en proyectos de desarrollo», aclara.

Los sectores en los que se intrevendrá son preferentemente proyectos de salud, de formación profesional, así como estructuras que garantizan las condiciones más elementales de vida, como el aceso al agua potable.

Ahora, el proyecto inmediato es la creación de una fundación con el fin de mantener vivo en Italia el tema de la deuda externa para poder seguir obteniendo frutos de cuanto se sembró en el Jubileo.

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación

@media only screen and (max-width: 600px) { .printfriendly { display: none !important; } }