Sor Nancy Pereira, «empresaria de los pobres» en Bangalore

Print Friendly, PDF & Email

Creatividad al servicio de comunidades necesitadas en la India

Share this Entry
Print Friendly, PDF & Email

GENOVA, 24 octubre 2001 (ZENIT.org).- El Papa la ha definido «la empresaria de los pobres». En su figura se inspirará una próxima serie de televisión grabada en Italia, tras haber recibido numerosos reconocimientos internacionales por su dedicación a los más necesitados.

Sor Nancy Pereira, de 78 años, salesiana india, se encuentra en estos días en Italia visitando a su familia religiosa. Hay quien la compara a la Madre Teresa de Calcuta. «Yo ayudo a la gente a vivir con dignidad; ella ayudaba a morir en paz con Dios. Pero el impulso misionero es el mismo», comenta la religiosa.

La religiosa creó en Bangalore, en 1994, el proyecto Fides de educación y desarrollo integral para familias pobres. En 1997, dio vida al Banco de los Pobres, con un sistema de microcréditos concedidos, bajo determinadas condiciones, a quienes quieren salir de su situación de miseria. Ningún otro banco les ayudará.

El préstamo permite comprar utensilios de trabajo o poner en marcha una pequeña actividad económica. Un primer paso para salir de situaciones degradadas en las que abunda el alcohol y los suicidios.

El centro de su actividad de esta misionera es Bangalore, metrópoli india con tres millones de habitantes, considerada una de las primeras en el mundo por la investigación electrónica. Familias enteras se hacinan en habitaciones de diez metros cuadrados.

«La plaga principal es el alcohol –dice la religiosa en declaraciones al diario italiano Avvenire— y hemos iniciado una campaña para combatirla con algún éxito. Sobre todo usamos la disuasión, hablando con ellos y con sus mujeres. Contamos también con la ayuda de un equipo de médicos y psicólogos».

Otros males contra los que luchan las misioneras salesianas son la ignorancia y el analfabetismo. «Tratamos al menos de enseñar a leer», indica sor Nancy, subrayando que la tarea no es fácil en un lugar donde a veces las viudas se suicidan con sus hijos para no correr el riesgo de ser excluidas de la sociedad.

La mayoría de las familias a las que ayuda este equipo de religiosas salesianas y de otras congregaciones religiosas es de religión hindú. Ahora bien, sor Nancy aclara que con ellos pueden compartir los mismos valores morales. Sin caer en el sincretismo, las religiosas rezan todos los días con las personas con las que trabajan. «Muchos son hindúes», revela.

Sor Nancy se muestra preocupada por los recientes acontecimientos de violencia. «Hay que actuar sobre los niños –exhorta–, formarlos en una moralidad solidaria. Sólo así tendremos una conciencia que no permita repetir ciertas cosas. Educar, como don Bosco».

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación

@media only screen and (max-width: 600px) { .printfriendly { display: none !important; } }