Obispo de Huelva suspende al sacerdote que declaró su práctica homosexual

Print Friendly, PDF & Email

El padre Mantero había reconocido que la Iglesia está en su derecho

Share this Entry
Print Friendly, PDF & Email

MADRID, 6 febrero 2002 (ZENIT.org).- El obispo de Huelva anunció este miércoles su decisión de retirar formalmente «todas las licencias ministeriales» al sacerdote José Mantero que anunció en una revista su tendencia homosexual y su inobservancia del celibato.

En una carta pública, monseñor Ignacio Noguer Carmona, revela que antes de tomar esta decisión «he intentado inútilmente durante varios días celebrar una entrevista con don José, con la afectuosa naturalidad de siempre, para poder obrar mejor, a mi parecer, la búsqueda de la verdad y con caridad fraterna».

«Los hechos son tan manifiestos y comprobados –por confesión de parte–, que reclaman por sí mismos la aplicación responsable, prudente y caritativa de las medidas establecidas por la legislación general de la Iglesia (cf. Código de Derecho Canónico, n. 1395) para casos como el presente», sigue diciendo la carta episcopal.

De hecho, en la portada de la edición de ese viernes de la revista «Zero», el padre Mantero decía en titulares «Doy gracias a Dios por ser gay». Desde ese día, el sacerdote había abandonado la parroquia en que trabajaba y se había negado a encontrarse con su obispo.

«El propio interesado, al abandonar bruscamente su servicio parroquial y mantener, con publicidad y propaganda, la ruptura de su compromiso celibatario, se ha situado a sí mismo fuera de la disciplina de la Iglesia, en materia de suma gravedad y de escándalo para los fieles», constata monseñor Noguer Carmona.

«Lo cual me obliga, no sin hondo pesar, a retirar formalmente a don José Mantero todas las licencias ministeriales», añade.

«La Iglesia, por fidelidad a los sagrados dones recibidos y a los fieles a los que se debe, no puede hacer compatible el ejercicio de las funciones sacerdotales con la ruptura de aquellos compromisos, sagrados también, que llevan aparejados y han sido libremente contraídos», explica el obispo.

«Por mucho que lo fomente la cultura dominante, ni en la ética, ni menos en la Iglesia, vale todo –concluye–. Esto no quita, sino todo lo contrario, para que la Iglesia procure con toda verdad seguir siendo madre y maestra de todos, de modo que, en éste y en cualquier caso, los que yerran o se alejan de ella encuentren siempre sus brazos abiertos al reencuentro y al perdón».

El martes pasado, el sacerdote reconoció en el programa «Sabor a ti» de Antena 3 que la Iglesia tiene todo el derecho a suspenderle en su ejercicio, tras haber anunciado públicamente su ruptura del celibato.

La carta completa de monseñor Noguer Carmona puede leerse en la página web del obispado de Huelva http://www3.planalfa.es/obhuelva.

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación

@media only screen and (max-width: 600px) { .printfriendly { display: none !important; } }