El cardenal primado de Argentina pide un gesto penitencial por los pobres

El fruto de las privaciones se convertirá en ayuda a los necesitados

Print Friendly, PDF & Email
Share this Entry

BUENOS AIRES, 15 marzo 2002 (ZENIT.org).- El cardenal Jorge Mario Bergoglio, arzobispo de Buenos Aires, ha propuesto como gesto penitencial ofrecer a los pobres el fruto de «nuestras privaciones voluntarias».

«El tiempo de gracia –explica el cardenal primado de Argentina en declaraciones concedidas a la agencia católica AICA–, es un momento privilegiado para que cada miembro del pueblo fiel, cada comunidad, cultive las actividades espirituales de renuncia y generosidad, confiando en que «el Padre que ve en lo secreto lo recompensará»».

«No se trata de una colecta imperada más –aclara–. Es algo más medular, más comprometedor. Es expresar «diocesanamente» ese amor de Cristo que «toca» la carne sufriente de los hermanos en quien desea ser reconocido».

«El fruto de nuestro sacrificio, será destinado a los distintos proyectos que oportunamente han sido propuestos y elegidos en cada una de las Vicarías, como signo y expresión de cercanía y diocesaneidad», anuncia.

En todas las parroquias, iglesias y colegios, se viene repartiendo entre quienes asisten a esos lugares, una pequeña alcancía (hucha) para ir depositando en ella el fruto de los sacrificios voluntarios a que alude el arzobispo primado.

El fruto de los ahorros será entregado el próximo Jueves Santo.

Print Friendly, PDF & Email
Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación