El Papa pide a Sharon que levante el asedio contra Arafat

Envía también un mensaje de solidaridad al «presidente» palestino

Share this Entry

CIUDAD DEL VATICANO, 24 septiembre 2002 (ZENIT.org).- Juan Pablo II ha pedido a Ariel Sharon que ponga punto final al asedio del cuartel general de Yaser Arafat en Ramala por considerar que compromete seriamente a la paz.

Joaquín Navarro-Valls, portavoz de la Santa Sede, ha comunicado este martes que el mensaje del Papa ha sido enviado en su nombre por el cardenal Angelo Sodano, secretario de Estado vaticano, al primer ministro israelí, e informa que además ha transmitido su solidaridad al líder palestino.

«Preocupado por el grave ataque a la sede de la Autoridad Nacional Palestina», explica el portavoz en una nota de prensa, el obispo de Roma pide en su mensaje «la suspensión de estas acciones, que comprometen las ya frágiles esperanzas de paz para esa región».

El pontífice pide asimismo «una pronta reanudación del diálogo entre las partes, en el respeto recíproco y en la mutua comprensión».

Navarro-Valls ha revelado además que el cardenal Sodano ha enviado otro mensaje al «presidente Arafat» para manifestarle «la cercanía de Su Santidad Juan Pablo II y la suya personal».

En su misiva, además, el cardenal italiano confirma que «la Santa Sede seguirá en su compromiso a favor de la defensa del derecho de todo pueblo a vivir en paz dentro de fronteras seguras y en un clima de respeto recíproco».

En los últimos meses, Juan Pablo II ha evocado la situación de Oriente Medio en numerosas audiencias generales del miércoles y antes de rezar la oración mariana del «Angelus» los domingos para pedir el final de la violencia y la reanudación del diálogo.

El arzobispo Jean-Louis Tauran, secretario de la Santa Sede para las Relaciones con los Estados, ha explicado en repetidas ocasiones que para alcanzar la paz en la región es necesario armonizar el derecho israelí a un Estado seguro con el derecho palestino a su propia soberanía. Para ello, el Vaticano pide que se respeten las resoluciones de las Naciones Unidas.

Por lo que se refiere a la protección de los Santos Lugares, en especial en Jerusalén, la Santa Sede no pide la «internacionalización» de la ciudad santa, como algún periódico ha escrito, sino más bien un estatuto internacionalmente garantizado para que se respeten estos lugares sagrados para judíos, musulmanes y cristianos.

El Consejo de Seguridad aprobó este martes una resolución por 14 votos a favor y la abstención de EEUU, que exige a Israel que acabe con el cerco al líder palestino, Yaser Arafat, en Ramala, y que se retire a las posiciones anteriores a septiembre de 2000.

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación