La empresa que creó la oveja Dolly dejará de investigar en células embrionarias

No es rentable, dice el director

Share this Entry

LONDRES, 24 septiembre 2002 (ZENIT.org).- La empresa que creó la oveja Dolly, el primer animal clonado de la historia, ha decidido cerrar la mayor parte de sus instalaciones de clonación para dedicarse a terrenos más rentables.

Así, la compañía escocesa PPL Therapeutics ha clausurado sus instalaciones para la investigación de células madre en Roslin porque hasta el momento no ha encontrado un comprador para las mismas.

La compañía piensa que puede vender su rama de trasplantes de órganos animales al hombre, responsable de la creación de cerdos cuyo sistema genético ha sido alterado para que no provoque rechaces en posibles trasplantes a humanos.

Tras haber invertido millones de libras en esas investigaciones, desea ahora dedicarse a tratamientos proteínicos para enfermedades pulmonares y fibrosis quística.

El director de esta empresa, Geoff Cook, explicó que «su negocio es lograr beneficios para nuestros accionistas y el terreno de las proteínas tiene mayores posibilidades de conseguir esos beneficios».

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación