El Papa pide que las leyes del mercado no penalicen a la familia

CIUDAD DEL VATICANO, 24 febrero 2003 (ZENIT.org).- Juan Pablo II ha pedido a los empresarios que apoyen particularmente a las familias, que pueden ser penalizadas por las leyes propias del mercado, vigentes en el contexto actual de la globalización.

Share this Entry

El pontífice presentó su petición este sábado al encontrarse con 150 participantes en un encuentro organizado por la Federación Nacional de los Caballeros del Trabajo en Italia.

Al pedir a los empresarios que se conviertan en «promotores de un crecimiento solidario y equilibrado de la economía», el pontífice constató: «En la sociedad contemporánea, la familia es penalizada con frecuencia por las reglas impuestas por la producción y el mercado».

«Entre vuestros esfuerzos, por lo tanto, debe contarse el de sostenerla eficazmente para que sea siempre respetada como sujeto activo también en el sector de la producción y la economía», añadió Juan Pablo II.

«Se trata de una tarea todavía más urgente a la luz de la actual evolución de la sociedad, marcada por el proceso de globalización, dentro del cual hay que salvaguardar los valores de la solidaridad, la garantía de acceso a los recursos, y la justa redistribución de la riqueza producida», explicó.

Por último, el obispo de Roma pidió a los empresarios «invertir en los jóvenes ayudándolos a superar la disparidad entre la educación y las exigencias reales de las empresas de producción».

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación