Líderes religiosos y partidos políticos piden una tregua en Liberia

Se registran en el país desplazamientos masivos de refugiados

Share this Entry

MONROVIA, 13 abril 2003 (ZENIT.org).- El Consejo Interreligioso de Liberia (IRCL) y los partidos políticos del país africano solicitaron el martes al gobierno y a los rebeldes el cese de las hostilidades y la inmediata negociación de un «alto el fuego».

La petición surgió de un encuentro de dos días entre los más importantes exponentes de todas las confesiones religiosas presentes en Liberia y los representantes de 18 partidos políticos, incluido el del presidente, Charles Taylor, según recogió la agencia misionera Misna .

Al término de la reunión, los participantes difundieron un documento en el que se pide al ejecutivo de Monrovia, así como al movimiento rebelde de los Liberianos Unidos por la Reconciliación y la Democracia (LURD), que «adopte todas las medidas necesarias para que las fuerzas militares y paramilitares respeten los derechos civiles básicos».

Los firmantes insisten además en que las partes vuelvan a encontrarse lo antes posible a fin de alcanzar una solución pacífica al conflicto. Una fase de negociaciones estaba prevista para el pasado mes de marzo en Bamako (Mali), pero se canceló cuando los rebeldes consideraron la falta de seguridad. Desde entonces los combates se han reanudado en distintas zonas del país.

Los efectos de los enfrentamientos entre las fuerzas gubernamentales y los rebeldes se han dejado sentir en la diócesis de Gbarnga –reconquistada por los soldados de Monrovia–, próxima a la frontera con Guinea.

La población de la ciudad –uno de los cuatro frentes actualmente abiertos en el país— está huyendo y los saqueos echan por tierra los esfuerzos de reconstrucción que se habían puesto en marcha en los últimos meses en la zona.

Ataques contra las fuerzas del gobierno se registran igualmente en el sudeste, cerca de la frontera con Costa de Marfil, donde podría haber surgido un nuevo movimiento rebelde.

Se trata del Movimiento para la Democracia en Liberia (MODEL). Según los primeros datos, uno de sus líderes es Charyee Doe, hijo menor del fallecido presidente Samuel Doe, asesinado en septiembre de 1990 cuando el actual jefe de Estado, Taylor, era uno de los numerosos «señores de la guerra» que intentaban derrocarlo.

El incesante conflicto que enfrenta en Liberia a los rebeldes del LURD y al gobierno central ya ha provocado el éxodo de decenas de miles de refugiados hacia los países limítrofes, además del desplazamiento de cientos de miles de personas dentro del país.

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación

console.log("Prueba")