El Papa quiere entregar a Rusia el icono de Kazán, pero no se sabe cuándo

Aclaración de la Santa Sede a rumores de prensa

Share this Entry

CIUDAD DEL VATICANO, 15 abril 2003 (ZENIT.org).- La Santa Sede ha confirmado que Juan Pablo II quiere entregar al pueblo ruso una de las imágenes más queridas por los fieles ortodoxos de ese país, el icono de Nuestra Señora de Kazán, pero ha aclarado que por el momento no se pueden ofrecer detalles sobre el cómo y el cuándo.

Joaquín Navarro-Valls, portavoz de la Santa Sede, hizo esta declaración en la tarde del lunes en respuesta a los periodistas que le habían preguntado acerca de la posible etapa rusa del Papa durante un viaje a Mongolia el próximo mes de agosto.

«Es sabido el deseo del Santo Padre de entregar al pueblo ruso y al Patriarcado ortodoxo de Moscú, el sagrado icono de Nuestra Señora de Kazan custodiado desde hace años en el Vaticano –reconoció Navarro-Valls–. La ocasión apropiada y la forma de entrega se evaluarán en el momento oportuno».

En la mañana del lunes, una estación de radio polaca había informado que Juan Pablo II haría una breve escala en Kazan (capital de la República autónoma rusa de Tatarstán, a 800 kilómetros al Este de Moscú) en agosto de este año en el marco de su visita a Mongolia.

El 29 de marzo, en declaraciones a «Inside the Vatican», Sergey M. Mironov, presidente del Senado de la Federación Rusa, dijo que Juan Pablo II había confirmado su intención de entregar a Rusia el icono.

«El Papa dijo que quiere regresar este objeto de culto al país», dijo Mironov, añadiendo que el cardenal Angelo Sodano, secretario de Estado vaticano, le dijo que no había conflictos entre Rusia y la Santa Sede capaces de impedir unas mejores relaciones.

Kazan celebra el milenio de su fundación en 2005. El icono de Kazan, considerado por los fieles ortodoxos como de capacidades milagrosas, se perdió en 1918, cuando los bolcheviques llegaron al poder. Durante años pasó por manos privadas hasta que fue descubierto y entregado al Papa en 1993. Desde entonces, lo ha custodiado en su apartamento privado.

La imagen de María, conocida también como «protectora de Rusia», apareció por primera vez en Kazan en 1579.

Según la agencia de noticias italiana ANSA, la declaración del Vaticano es cauta, pues según informaciones procedentes Moscú, la visita del pontífice no ha alcanzado aún el consenso del patriarcado ortodoxo ruso.

El patriarcado ortodoxo ruso definió este martes «absolutamente improbable» la hipótesis de una escala del Papa en Kazan durante su visita pastoral a Mongolia.

El portavoz Igor Vizhanov declaró que ni la nunciatura apostólica de Moscú y ni el Kremlin, contactados por el patriarcado, «sabían nada» de la presunta escala en Kazan.

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación

console.log("Prueba")