El Papa beatifica al apóstol de los nuevos medios de la comunicación

Giacomo Alberione, fundador de la Familia Paulina

Share this Entry

CIUDAD DEL VATICANO, 28 abril 2003 (ZENIT.org).- Juan Pablo II ha destacado la herencia espiritual dejada por el sacerdote Giacomo Alberione (1884-1971), fundador de la Familia Paulina, «apóstol de los tiempos nuevos», en los dos encuentros que ha mantenido entre el domingo y el lunes con los peregrinos que vinieron a Roma con motivo de su beatificación.

«Intuyó la necesidad de dar a conocer a Jesucristo, Camino, Verdad y Vida, «a los hombres de nuestro tiempo con los medios de nuestro tiempo»», aclaró el Papa durante la homilía de este domingo, pronunciada al proclamarle beato en la plaza de San Pedro del Vaticano ante unos 50.000 peregrinos.

«Su inspirador fue el apóstol Pablo, al que definía «teólogo y arquitecto de la Iglesia», permaneciendo siempre dócil y fiel al Magisterio del Sucesor de Pedro, «faro» de verdad en un mundo privado con frecuencia de sólidos referentes», aclaró el obispo de Roma.

Al explicar el motivo de la fundación de la Familia Paulina, el Papa recordó las palabras del beato, a quien le gustaba repetir: «Estos medios deben ser utilizados por un grupo de santos».

Este lunes, al encontrarse de nuevo en la Sala de las Audiencias del Vaticano con los peregrinos que participaron en la beatificación, el Papa enmarcó la vocación del beato en el contexto de la Iglesia universal.

«Atento a los signos de los tiempos, don Alberione no sólo abrió a la evangelización los modernos «púltpitos» de la comunicación social, sino que concibió su obra como una acción orgánica dentro de la Iglesia y a su servicio», constató Juan Pablo II.

«Que desde el Cielo don Alberione ayude a su familia a ser como él quería, «san Pablo vivo hoy»», concluyó.

Más información http://www.alberione.org.

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación

console.log("Prueba")