Obispos católicos culpan a los ex combatientes de Liberia de la destrucción del país

Y les reclaman la vuelta a las conversaciones de desarme

Share this Entry

MONROVIA, 4 diciembre 2003 (ZENIT.org).- Señalando a los rebeldes y a los antiguos partidarios del depuesto presidente Charles Taylor, los obispos católicos de Liberia han responsabilizado a las facciones armadas del país africano de los sufrimientos que ha padecido la población durante 14 años.

Los ex combatientes –que la semana pasada abandonaron las conversaciones sobre desarme con la Misión de las Naciones Unidas en Liberia (UNMIL)– son culpables de «trasgresión de los derechos fundamentales, asesinato y ultrajes» a la población, denuncian los prelados en un comunicado del que se hizo eco el martes pasado el «Servicio católico de Información para África» (CISA).

Los obispos liberianos sostienen que con este comportamiento «sin corazón», los grupos armados protagonistas de una guerra civil de 14 años tienen la responsabilidad de haber «saqueado y destruido nuestro país por motivos egoístas».

Igualmente advierten que el pueblo liberiano no puede seguir sufriendo en manos de los ex combatientes, y les han pedido que vuelvan inmediatamente a las conversaciones o de otro modo «la cólera de Dios caerá sobre ellos».

Vista la actitud de los ex combatientes, los prelados invitan a los liberianos a levantarse pacíficamente y protestar contra la postura de las facciones.

Afirman: «Todos nosotros –escriben los obispos– tenemos corresponsabilidad por la seguridad de la nación, devastada por nuestros compatriotas, que parecen no entender que la violencia no representa la solución a nuestros problemas».

Actualmente en Liberia está presente un contingente de algunos miles de cascos azules de la ONU. En estos días debería comenzar un programa de desarme de los ex combatientes, quienes –según «Misna»– han puesto una serie de condiciones.

Para abandonar las armas piden, entre otros puntos, puestos de responsabilidad en la actual administración provisional de Monrovia, surgida de los acuerdos de paz de mediados del pasado agosto.

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación

console.log("Prueba")