En Tierra Santa no habrá paz sin renuncia a la violencia, considera el Papa

Al recibir al nuevo embajador de Qatar

Share this Entry

CIUDAD DEL VATICANO, 12 diciembre 2003 (ZENIT.org).- La paz en Tierra Santa sin renuncia a la violencia recíproca y sin un diálogo que lleve al reconocimiento de los derechos de cada uno, constató Juan Pablo II este viernes.

Al recibir las cartas credenciales del nuevo embajador de Qatar ante la Santa Sede, Mohamad Jaham Abdulaziz Al-Kawari, el Papa dedicó parte de su discurso a afrontar la cuestión del conflicto israelo-palestino.

La Santa Sede, recordó, «no pierde nunca una ocasión para recordar a la comunidad internacional su deber de actuar con insistencia ante las partes en causa para que se comprometan en auténticas negociaciones».

«No habrá paz auténtica en esta región sin la renuncia a la violencia recíproca y sin el recurso al diálogo valiente que permita llevar al reconocimiento del derecho de cada quien a vivir libremente en su tierra, en el respeto de la justicia y de la seguridad de todos, en particular alrededor de los Santos Lugares», reconoció.

«¡Que venga el día tan deseado en el que esta tierra, tan querida para todos los hijos de Abraham, vuelva a ver el regreso de la paz!», deseó.

Juan Pablo II pidió este jueves a palestinos e israelíes «actos concretos» de paz al recibir en audiencia al ministro de Asuntos Exteriores de Israel, Silvan Shalom.

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación

console.log("Prueba")