Para comprender la Navidad es necesario el «silencio», asegura el Papa

El estruendo y el caos no deben distraer del misterio

Share this Entry

CIUDAD DEL VATICANO, 21 diciembre 2003 (ZENIT.org).- En el último domingo antes de Navidad, en medio de las campañas publicitarias que caracterizan estos días, Juan Pablo II invitó a revivir el nacimiento de Jesús en un ambiente de «silencio».

«La Navidad ya está cerca» dijo el Papa a mediodía hablando desde la ventana de su biblioteca, al dirigirse a varios miles de peregrinos congregados en la plaza de San Pedro del Vaticano, en la que destacaba el monumental árbol de Navidad de unos 30 metros de altura.

«Al dar los últimos retoques al nacimiento y al árbol navideño», reconoció el Santo Padre, «es necesario predisponer el espíritu para vivir intensamente este gran misterio de la fe».

Por eso, el Papa propuso seguir el ejemplo de María, la Madre de Jesús, que «nos ayuda a comprender las palabras claves del misterio del nacimiento de su Hijo divino: humildad, silencio, estupor, alegría».

«Nos exhorta ante todo a la humildad para que Dios pueda encontrar espacio en nuestro corazón –explicó–. Éste no puede quedar obscurecido por el orgullo y la soberbia».

La Virgen, «nos indica el valor del silencio, que sabe escuchar el canto de los angeles y el llanto del Niño, y que no los sofoca en el estruendo y en el caos», siguió diciendo, invitando a contemplar «el pesebre con íntimo estupor, disfrutando de la sencilla y pura alegría que ese Niño trae a la humanidad».

Jesús, concluyó, «iluminará a quien yace en las tinieblas y en las sombras de muerte».

Antes de comenzar estos días, Juan Pablo II demostró estar en mejor forma que hace dos meses. La Santa Sede ha confirmado que presidirá las principales celebraciones navideñas.

En la Noche Buena presidirá la Misa del Gallo y al día siguiente impartirá la bendición «urbi et orbi». El 31 de diciembre, participará en el «Te Deum» de acción de gracias, y comenzará el año nuevo presidiendo la eucaristía en la Jornada Mundial de la Paz.

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación

console.log("Prueba")