El Papa nombra nuevo obispo de San Justo (Argentina)

CIUDAD DEL VATICANO, domingo, 15 febrero 2004 (ZENIT.org).- La sala de prensa de la Santa Sede comunicó el sábado que Juan Pablo II ha nombrado obispo de San Justo (Argentina) a monseñor Baldomero Carlos Martini, quien hasta el momento había desarrollado su misión como diocesano de San Francisco, en la provincia argentina de Córdoba.

Share this Entry

De 64 años de edad, monseñor Martini regirá pastoralmente una diócesis que se encontraba vacante desde el fallecimiento de monseñor Jorge Arturo Meinvielle, el 2 de marzo de 2003.

Monseñor Martini nació en la localidad de Porteña, provincia de Córdoba, el 12 de octubre de 1939. Cursó su formación filosófica y teológica en el seminario mayor archidiocesano de la misma provincia entre 1958 y 1969.

Ordenado presbítero el 7 de septiembre de 1969 en San Francisco, se trasladó a España, donde estudió pastoral litúrgica en el Instituto Pastoral de Madrid, dependiente de la Universidad de Salamanca, en los años 1967 y 1970.

De vuelta a su país, fue administrador parroquial (1970-1973), capellán de un colegio de los Maristas, director espiritual del Movimiento de Cursillos de Cristiandad, párroco en Freyere (1973-1987) y Vicario General y párroco de la Catedral (1987-1988).

El Papa le nombró obispo de San Francisco el 2 de diciembre de 1988 y recibió la ordenación episcopal el 5 de febrero de 1989.

En la Conferencia Episcopal Argentina fue, entre otros cargos, integrante de las comisiones de Liturgia y para el Ordenamiento Territorial. En la actualidad, es miembro de la comisión de Catequesis.

La diócesis de San Justo (en la provincia de Buenos Aires) tiene una población de 800.000 habitantes, de los cuales el 90% se declara católico. Hay 40 parroquias atendidas por 47 sacerdotes diocesanos. Los sacerdotes religiosos son 34 y los diáconos permanentes, 27. Existen en la diócesis 13 casas de religiosos y 18 de religiosas, y los centros educativos ascienden a 37.

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación