La oración transforma en Dios, asegura Juan Pablo II

La Cuaresma, tiempo para acercarse a Cristo, propone

Share this Entry

CIUDAD DEL VATICANO, domingo, 7 marzo 2004 (ZENIT.org).- Juan Pablo II presentó este domingo la Cuaresma como momento privilegiado para descubrir y seguir a Cristo a través de la fuerza transformadora de la oración.

El pontífice hizo esta propuesta, en la que condensó el mensaje central de su pontificado, al comentar junto a varios miles de peregrinos el pasaje del Evangelio que presentaba la liturgia del día, la transfiguración de Cristo.

«La Cuaresma nos invita a seguir a Cristo en el misterio de su oración, manantial de luz y de fuerza en la hora de la prueba», explicó el Papa antes de rezar la oración mariana del «Angelus» en una breve meditación.

«Rezar, de hecho, significa sumergirse con el espíritu en Dios, en actitud de humilde adhesión a su voluntad», aclaró el sucesor del apóstol Pedro ante los fieles congregados en la plaza de San Pedro del Vaticano.

«De este abandono confiado en Dios deriva la luz interior que transfigura al hombre, haciendo de él un testigo de la resurrección», añadió. «Pero esto sólo puede tener lugar si se escucha y se sigue a Cristo fielmente hasta la pasión y la cruz».

Esta es la «exhortación», explicó el obispo de Roma, que dirigió «al mundo entero hace veinticinco años, precisamente al inicio de la Cuaresma, en la encíclica “Redemptor hominis”». Aquel documento se convirtió en una especie de manifiesto con los puntos centrales de este pontificado.

El pontífice resumió el mensaje central de aquella encíclica programática con estas palabras: «Si el ser humano quiere comprenderse a sí mismo hasta el fondo tiene que acercarse a Cristo, tiene que entrar en Él, debe “apropiarse” y asimilar toda la realidad de la Redención».

Este mensaje, constató el Santo Padre, sigue siendo hoy de gran «actualidad». A la luz de Cristo y de su visión del ser humano, concluyó, es posible «construir un mundo que esté realmente a la medida del hombre».

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación

console.log("Prueba")