Ante el terrorismo, el Papa pide la unidad de las fuerzas sociales «sanas»

Comenta en el Ángelus los atentados del pasado jueves de Madrid

Share this Entry

CIUDAD DEL VATICANO, domingo, 14 marzo 2004 (ZENIT.org).- Ante los atentados de Madrid, Juan Pablo II ha pedido la contribución armónica de todas las fuerzas sociales «sanas» ha trabajar conjuntamente para poder esperar en un futuro mejor.

«Ante tanta barbaridad, uno se queda profundamente trastornado, y se pregunta cómo es posible que el espíritu humano pueda llegar a concebir felonías tan execrables», afirmó este domingo el Santo Padre antes de rezar la oración mariana del Ángelus.

El pontífice dedicó su tradicional encuentro con los peregrinos, congregados en la plaza de San Pedro del Vaticano, a comentar los atentados del pasado jueves en el que han perdido la vida doscientas personas y más de 1.400 resultaron heridas.

Si bien el gobierno español no descarta todavía que la autoría pueda ser atribuida a ETA, nuevos indicios parecen apuntar a franjas de la red terrorista Al Qaeda.

«Al confirmar la absoluta condena de semejantes actos injustificables, expreso una vez más mi participación en el dolor de los familiares de las víctimas y mi cercanía en la oración a los heridos y a sus seres queridos», confesó el pontífice.

«Ha tenido un eco conmovido en todo el mundo el testimonio conjunto de solidaridad que se levantó de todas las partes de España el viernes pasado, con la participación de las autoridades políticas de toda Europa», siguió reconociendo el Santo Padre.

«Apoyándose en la contribución armónica de todas las fuerzas sanas del continente, es posible mirar hacia delante con confianza y esperar en un futuro mejor», afirmó.

El obispo de Roma pidió, en particular a los creyentes «en Dios, Creador y Padre», que se comprometan «a trabajar por la edificación de un mundo más fraterno y solidario, a pesar de las dificultades y obstáculos que pueden encontrarse en este camino obligado e inaplazable».

Concluyó su intervención pidiendo oraciones por las víctimas de los atentados, «por la querida nación española, por Europa y por el mundo entero».

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación