La corrupción puede llevar a México al abstencionismo, denuncian obispos

MÉXICO, martes, 16 marzo 2004 (ZENIT.org).- México afronta este 2004 elecciones en 14 de los 32 estados que componen la federación. Con la sombra de las elecciones generales del 2006 que ya cubre a los tres partidos políticos mayoritarios (Partido Acción nacional, actualmente en la presidencia; Partido Revolucionario Institucional, que gobernó durante 71 años, y Partido de la Revolución Democrática, surgido del PRI a finales de los ochenta), la contienda ya ha comenzado.

Share this Entry

El presidente de la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM), José Guadalupe Martín Rábago, alertó el pasado fin de semana sobre el riesgo de que el abstencionismo impere en las elecciones que se realizarán este año, a raíz de los escándalos de corrupción que se han destapado a través de videos mostrados por la televisión mexicana en los que se puede ver a líderes políticos recibiendo dinero de un empresario argentino (Carlos Ahumada Kurtz, ahora prófugo de la justicia) o planeando actos de tráfico de influencias con terrenos federales en la zona turística de Cancún.

El también obispo de León dijo: «No lo deseamos, pero podemos temer que, efectivamente, ante todo este espectáculo de corrupción venga un abstencionismo generalizado que sería tanto como un desencanto frente a la democracia. Sería triste, porque no debemos retroceder en lo que ya hemos alcanzado en el ámbito de la democracia, sino que debemos afianzarlo y caminar hacia metas más altas», señaló.

En conferencia de prensa, luego de celebrar misa en la Catedral de León, el obispo Martín Rábago pidió a los políticos corruptos no buscar en los otros a los culpables de sus actos. Recordando la anécdota de la expulsión de los árabes del califato de Córdoba, dijo: «No lloremos como políticos, como intelectuales, como maestros o burócratas lo que no supimos defender como ciudadanos. Esa es nuestra tragedia, tratar de buscar soluciones al problema de la corrupción y de la moral siempre fuera de nosotros mismos y no comenzando por la parte más difícil que es uno mismo», mencionó.

Por su parte, el cardenal y arzobispo primado de la Ciudad de México, Norberto Rivera Carrera, pidió ir hasta el fondo en materia de corrupción política que aqueja al país y advirtió que nuevas leyes no sirven para enfrentar este fenómeno que, desde hace años carcome a México, «pues el mal está en los hombres».

También en conferencia de prensa, monseñor Rivera Carrera advirtió: «Bienvenidas las nuevas leyes, bienvenida la aplicación de la ley hasta sus últimas consecuencias, pero creo que estas propuestas no van hasta el fondo de la solución. Si nosotros no cambiamos, por mucha policía que haya el mal no se va a extinguir, es necesario algo más que el cambio de leyes, es necesario algo más que simplemente la fuerza para cambiar, el mal está muchas veces en el interior del corazón y de ahí brotan los males sociales».

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación