El cofundador indio de la Congregación de la Sagrada Familia, camino a los altares

Print Friendly, PDF & Email

El padre Joseph Vithayathil respaldó la labor de la beata Mariam Thresia Mankidiyan

Share this Entry
Print Friendly, PDF & Email

THRISSUR (KERALA), viernes, 11 junio 2004 (ZENIT.org).- El padre Joseph Vithayathil (1865-1964) –cofundador de la Congregación de origen indio de la Sagrada Familia (CSF, por sus siglas en inglés) y director espiritual de su fundadora, la beata Mariam Thresia Mankidiyan– ha sido declarado «siervo de Dios».

El «siervo de Dios» es el título que recibe una persona que ha sido inscrita en el registro de la Congregación para las causas de los Santos, en Roma, para que se abra su causa de canonización. Se asigna un número de protocolo junto al «nihil obstat» para iniciar el proceso.

Así se anunció desde el Vaticano el pasado 18 de mayo, según comunica la Conferencia de los Obispos Católicos de la India haciéndose eco de la información proporcionada por «SAR News».

El anuncio ha sido acogido con una celebración eucarística –presidida por el obispo James Pazhayattil, de Irinjalakuda– el pasado 7 de junio en el Centro de Peregrinaciones de la beata Mariam Thresia en Kuzhikkattusseery, confirmó el vicepostulador de la causa. Tras la misa, se dio lectura al documento en el que se declara «siervo de Dios» al padre Vithayathil.

La comisión histórica para la causa de canonización del padre Vithayathil fue instituida el pasado septiembre.

El sacerdote nació el 23 de julio de 1865 en Puthenpally, en el distrito de Ernakulam (Estado indio de Kerala). Fue ordenado presbítero en marzo de 1894.

Tras desarrollar su labor en diferentes parroquias de la diócesis de Thrissur, el padre Vithayathil se encargó de la dirección espiritual Mariam Thresia, quien fundó la CSF en 1914 con sede en Kuzhikkattussery. El sacerdote la respaldó firmemente y la orientó en su búsqueda de una vida de compromiso religioso y en la perspectiva del apostolado de la familia.

La superiora general de la CSF, Sor Annie Palathingal, declaró a «SAR News» que la profunda fe y la visión espiritual permitieron al padre Vithayathil discernir la obra del Espíritu Santo en la vida de Thresia.

Si la beata Thresia era «tentada por espíritus malignos o distraída durante las oraciones», el padre Vithayathil oraba por ella, afirma Sor Palathingal. «Cuando Thresia fue mal juzgada y criticada, o incluso tachada de prostituta, fue un acto heroico por parte del padre Vithayathil apoyarla y dirigirla», reconoció.

Considerada como la precursora de la Madre Teresa en India, Mariam Thresia Mankidiyan (1876-1926) también fundó obras de asistencia para pobres, minusválidos, enfermos, marginados y personas sin casta de Puthenchira, en el Estado de Kerala.

Fue al mismo tiempo una gran mística y llevó los estigmas de la pasión de Cristo en su cuerpo. Durante su vida, sufrió tormentos diabólicos e incluso pruebas de la jerarquía eclesiástica.

Mariam Thresia atendía a los leprosos y a los enfermos abandonados. A pesar de que fue criticada incluso por ambientes clericales, pronto comenzó a atender a las jóvenes prostitutas. Fundó la CSF para el servicio de las familias más pobres, en especial de la educación de sus hijos.

Durante y después de los difíciles años de la primera guerra mundial, Mariam Thresia creó en menos de doce años tres nuevos conventos, dos escuelas, dos residencias, una casa de estudio y un orfanato. Cuando murió a los 50 años de edad, la Congregación contaba con 55 religiosas. Juan Pablo II beatificó a Mariam Thresia en abril de 2000.

El padre Vithayathil, tras largos años de servicio a la Iglesia y a la sociedad, murió el 8 de junio de 1964, el mismo día que la beata Theresia. Fue enterrado en Kuzhikkattussery, junto a la tumba de la fundadora de la CSF.

El obispo auxiliar de Thrissur, Andrews Thazhath, afirmó que el compromiso pastoral del padre Vithayathil y su celo por la evangelización de las familias hizo de él una figura paterna para todos, sin distinción de casta o credo. Igualmente el sacerdote abogó por la causa de los pobres y de los oprimidos.

La Congregación de la Sagrada Familia cuenta en la actualidad con 1.592 religiosas profesas que trabajan en Kerala, en las misiones de India del Norte, en Alemania, Italia y Ghana, con un total de 172 casas y 119 novicias.

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación

@media only screen and (max-width: 600px) { .printfriendly { display: none !important; } }