Jerusalén: Optimismo tras la última reunión de la comisión bilateral Santa Sede-Israel

Print Friendly, PDF & Email

Celebrada el 17 de febrero. Nuevos encuentros en marzo y abril

Share this Entry
Print Friendly, PDF & Email

JERUSALÉN/CIUDAD DEL VATICANO, miércoles, 23 febrero 2005 (ZENIT.org).- Aún tratándose de una reunión interlocutoria, la cita del miércoles pasado en Jerusalén entre la comisión bilateral Santa Sede-Israel ha sido juzgada positivamente por ambas partes.

Temas clave del encuentro –el anterior se celebró el 16 de diciembre– han sido la exención fiscal de los bienes eclesiásticos y el acceso a los tribunales israelíes por parte de la Iglesia, confirma «Radio Vaticana».

«Se ha expresado la voluntad concorde de llevar adelante las negociaciones a cumplimiento, por lo que se han fijado tres días enteros de conversaciones para marzo y abril en el intento de concluir al menos la parte sustancial de dichas negociaciones», explicó a la emisora pontificia el padre David Jaeger, experto en cuestiones jurídicas de la Custodia franciscana de Tierra Santa.

«Puedo decir que algunos de los problemas que se tienen que resolver aún se refieren entre otros puntos a la garantía del acceso de la Iglesia a los tribunales, la defensa de las propiedades de carácter religioso y la exención de los impuestos de propiedades locales», añadió.

«Reina un atmósfera buena –constató–. Las personas involucradas en las negociaciones se conocen desde hace tiempo. Se está en espera de que esta atmósfera tan buena se traduzca efectivamente en textos de acuerdo. Hay a disposición hipótesis de solución satisfactorias, en mi opinión, para ambas partes».

El religioso confía en que estas negociaciones concluyan rápidamente. Y es que en el «orden del día ya hay otras cuestiones que esperan la finalización de la ronda actual. Ante todo –apuntó— un acuerdo necesario sobre la asistencia pastoral a las personas en circunstancias de movilidad limitada, sobre todo prisioneros; hay que concluir un acuerdo respecto a los permisos de entrada y de residencia para el personal eclesiástico y religioso; hay acuerdos que lograr relativos a las escuelas católicas…».

«Todas estas tareas urgentes aguardan la conclusión del acuerdo fiscal y sobre las propiedades», reconoció el padre Jaeger.

«Comparto, obviamente, esta sensación de optimismo», manifestó por su parte el embajador de Israel ante la Santa Sede, Oded Ben Hur, subrayando «la seria intención y la buena voluntad por parte israelí de llegar, por fin, a una conclusión de estas negociaciones».

Puntualizó: «Prevemos la conclusión para el 20-21 de abril, cuando se celebrará el tercer encuentro: habrá un coloquio antes, el 31 de marzo. Esperamos llegar a la conclusión textual del acuerdo».

Con la firma por ambas partes del Acuerdo Fundamental –«Fundamental Agreement»– el 30 de diciembre de 1993, la Santa Sede aceptaba la petición israelí de establecer relaciones diplomáticas.

El documento enuncia los principios reguladores de las relaciones entre la Iglesia y el Estado, mientras que su puesta en práctica se pospuso a una serie de acuerdos complementarios –a negociar sucesivamente– que asegurarían la libertad y los derechos de la Iglesia en territorio israelí.

Estas negociaciones hasta ahora han producido un único acuerdo en 1997: el reconocimiento civil de la personalidad jurídica de la Iglesia y de las entidades eclesiásticas, pero ello no se ha transformado aún en ley del Estado.

El 28 de agosto de 2003 Israel retiró sin explicaciones su delegación de las negociaciones con la Santa Sede mientras estaban en marcha los trabajos para llegar a un acuerdo sobre la tutela de las propiedades eclesiásticas y el estatuto fiscal. El pasado 5 de agosto se reanudaron en Jerusalén las conversaciones, cita a la que están siguiendo otros encuentros en una progresiva normalización.

Por ahora se ha mantenido abierta la cuestión de la resistencia de Israel a garantizar a la Iglesia el acceso a los tribunales para defender las propiedades religiosas y el tema del impuesto municipal de propiedad, del que la Iglesia estaría exenta según las indicaciones establecidas por las Naciones Unidas.

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación

@media only screen and (max-width: 600px) { .printfriendly { display: none !important; } }