El desafío de las próximas Jornadas Mundiales de la Juventud en Sydney

Benedicto XVI ve en Australia la avanzadilla del secularismo

Share this Entry

COLONIA, domingo, 21 agosto 2005 (ZENIT.org).- Al escoger como sede para la próxima edición de las Jornadas Mundiales de la Juventud la ciudad australiana de Sydney, Benedicto XVI lanza un auténtico desafío evangelizador a las sociedades que sienten la tentación de vivir como si Dios no existiera.

Al final de la misa conclusiva de estas Jornadas celebradas en Colonia, el pontífice proclamó: «En este momento en que la presencia viva entre nosotros de Cristo resucitado alimenta la fe y la esperanza, tengo la dicha de anunciar que el próximo Encuentro Mundial de la Juventud tendrá lugar en Sydney, Australia, el año 2008».

La diócesis de Sydney a confirmado a Zenit que las Jornadas tendrán lugar en el mes de julio de ese año.

«Encomendemos a la guía materna y solícita de la Santísima Virgen María el camino futuro de los jóvenes del mundo entero», pidió el Papa.

En un encuentro espontáneo con sacerdotes de la diócesis de Aosta (norte de Italia), el 25 de julio, durante sus vacaciones de verano, el Santo Padre aseguró comprender el sufrimiento de muchos presbíteros, especialmente en aquellos países en los que «se ve cómo las así llamadas grandes Iglesias aparecen como moribundas».

«Sobre todo en Australia, pero también en Europa, no tanto en los Estados Unidos», afirmó señalando los puntos del planeta en los que la secularización es más aguda.

Unos 2500 peregrinos australianos, entre los que se encontraba el cardenal George Pell, arzobispo de Sydney, gritaron de alegría ante el anuncio del Papa e inmediatamente enarbolaron una enorme bandera australiana.

«Sydney es una bella ciudad y Australia un gran país», declaró el cardenal poco después. «Todos serán bienvenidos».

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación

console.log("Prueba")