Canção Nova festeja con el Papa su aprobación pontificia

Un movimiento que anuncia la Buena Nueva con los medios de comunicación

Share this Entry

CIUDAD DEL VATICANO, miércoles 5 de noviembre de 2008 (ZENIT.org).- Cerca de 2 mil miembros del movimiento apostólico brasileño Canção Nova «Canción Nueva» aplaudieron efusivamente y comenzaron a cantar cuando el Papa Benedicto XVI los saludó en la audiencia de este miércoles con motivo de su reconocimiento pontificio.

Viajaron a Roma procedentes de varios países para celebrar este hecho, que consideran como un regalo por los 30 años que se cumplen desde su fundación.

«Fue una alegría muy grande para nosotros. Hemos recibido el llamado de ir por el mundo y anunciar el Evangelio y hoy el Papa en la audiencia nos confirma ese llamado», dijo para ZENIT Francisco Roberto Ximemes, laico consagrado de este movimiento.

Evangelizar a los bautizados y a través de los medios

Canção Nova fue fundado en São Paulo por monseñor Jonas Abib SDB, quien decidió poner en práctica las enseñanzas de la exhortación apostólica Evangelii Nuntiandi, sobre la evangelización en el mundo contemporáneo. En ella el papa Pablo VI recalcaba la importancia de llevar el Evangelio a los bautizados para que fueran más coherentes con su fe.

Esta misión la ha llevado adelante prestando particular énfasis a la transmisión de la Buena Nueva a través de los medios de comunicación, especialmente la radio y la televisión, la publicación de libros y la música.

El movimiento, inspirado en la Renovación Carismática, cuenta actualmente con 1.075 miembros consagrados, hombres y mujeres en diferentes estados de vida: sacerdotes, seminaristas, laicos consagrados y matrimonios. Dentro de sus carismas está la evangelización a través de los medios de comunicación por medio de canales de televisión, radio e Internet.

Su fundador define el perfil que todo miembro de Canção Nova como «orante, fraterno y trabajador». A sus miembros los debe caracterizar la virtud de la pobreza, la autoridad y sumisión, la reconciliación, el amor y la adoración, la sana convivencia, la vida fraterna, el compartir la transparencia y la confianza en la divina providencia.

Entre los peregrinos en la Plaza de San Pedro estaba João Orlando Guimaraes, quien vino desde Brasil junto con su esposa Elisa Maria para celebrar este paso adelante de Canção Nova.

«Para nosotros es un momento muy especial consagrarnos como familia a Canção Nova. Para ello debemos tener una preparación que dura dos años. Esto significa mucho para nosotros porque nos reafirmamos en nuestra misión de evangelizadores», dijo a ZENIT João Orlando.

La fiesta en la plaza de San Pedro

Los peregrinos cantaban efusivos en la plaza con banderas de Brasil la consigna «Ohhh ser Canção Nova é bom de mais», que en español significa «Ser canción nueva es lo máximo». Vestían una camiseta blanca y azul con el escudo del movimiento. Antes de viajar muchos se dedicaron a vender dulces y hacer actividades económicas para reunir el dinero y poder estar así en la Ciudad Eterna para celebrar este momento.

Los miembros de este movimiento han tenido varias misas de acción de gracias en las basílicas de San Pablo Extramuros, presidida por el cardenal brasileño Claudio Hummes prefecto de la Congregación para el Clero; San Juan de Letrán presidida por Stanislaw Rylko, presidente del Consejo Pontificio para los Laicos, y en Santa María de la Mayor presidida por su fundador, monseñor Abib.

«La obra está creciendo, llegando a otros países. Los medios de comunicación tienen más alcances y más personas y ahora este reconocimiento es un evento histórico para nosotros», dice Tatiana Gómez, consagrada del movimiento. Es Brasileña y actualmente vive en Francia con siete miembros más de su comunidad.

Palabras del Papa

Al terminar la audiencia, el Papa les dirigió unas palabras especiales en portugués para manifestar la «alegría de toda la Iglesia» por este reciente reconocimiento. Asimismo expresó «el aprecio de la Iglesia por el ideal y empeño que os anima para dar inspiración cristiana a los lenguajes de nuestro mundo y a la lectura de los acontecimientos de la historia».

El Papa terminó exhortándoles a ser «verdaderos discípulos y misioneros de Cristo Resucitado».

Además de estar presente en Brasil, Canção Nova se ha extendido por Portugal, Italia, Israel, Estados Unidos y Francia.

Más información en http://www.cancaonova.com

Por Carmen Villa

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación