Iglesia y sociedad civil contra la "Clínica de la mujer" en Colombia

Obispos y ciudadanos reaccionan ante un proyecto con el trasfondo de ideología de genero

Share this Entry

MEDELLIN, miércoles 2 de septiembre de 2009 (ZENIT.org).- Representantes de la Iglesia y la sociedad civil han alzado la voz contra la «Clínica de la mujer», que la alcaldía de Medellín iniciará a construir en los próximos días en el sector de Aranjuez, uno de los barrios más deprimidos de esta ciudad colombiana.

El enfoque de este centro hospitalario es el de brindar a las mujeres de escasos recursos, las bases de la llamada «salud sexual y reproductiva» bajo la ideología de género.

Los doce obispos de las provincias eclesiásticas de Medellín y Santa Fe de Antioquia han publicado un mensaje en el que deploran que se destinen ocho millones de dólares para crear un centro para realizar abortos (Cf. ZENIT, 2 de septiembre de 2009).

Dentro de los servicios que ofrecerá la Clínica de la mujer está el de la práctica del aborto en los casos despenalizados por la Corte Constitucional Colombiana en el año de 2006: cuando la continuación del embarazo constituya peligro para la vida o la salud de la madre, cuando exista grave malformación del feto que haga inviable su vida y cuando el embarazo sea el resultado de una conducta constitutiva de acceso carnal o acto sexual sin consentimiento. Sin embargo, este centro de salud no atenderá partos, cesáreas ni cuidados en el embarazo.

Ante el proyecto de creación del centro, ha surgido el grupo virtual «Antioquia Provida», en el que miles de miembros se han unido para pedir claridad como red de ciudadanos inconformes con dichos atropellos y proponer acciones nuevas, bajo un enfoque de respeto por la vida de todos los seres humanos. Esta iniciativa pretende además formar a la ciudadanía

ZENIT entrevistó a la joven Beatriz Campillo, estudiante de Ciencias Políticas de la Universidad Pontificia Bolivariana, una de las impulsoras de este proyecto, que ha realizado también una campaña de información a través de la asociación de formadores de opinión pública Estoesconmigo.org

La defensa de la vida no se reduce al aborto

Beatriz explica su compromiso aclarando que «hay que defender con pasión la vida, desde la concepción (o fecundación) hasta la muerte natural; así como la familia. Es importante aclarar que la defensa de la vida no se reduce al tema del aborto».

«Soy estudiosa de la política, y he podido ver las estrategias que históricamente el poder ha empleado para alcanzar sus intereses, una muy común es negar la condición de persona a alguien para utilizarlo o eliminarlo», sigue explicando la universitaria.

«La historia de la humanidad tiene que ser más que la historia de la tortura, y creo que la misma cultura nos ha permitido algunos avances importantes que no podemos perder. Desde la visión más liberal, la vida de cada ser humano es inviolable. No podemos ser ingenuos, no todo cambio es progreso», sigue explicando.

Por lo que se refiere a la construcción de la clínica de Medellín, Beatriz reconoce que «hay una gran desinformación y confusión. La alcaldía ha guardado silencio, y a lo sumo tenemos datos técnicos, algunas declaraciones de funcionarios públicos y los correos masivos que enviaron como respuesta a la campaña de «Esto es conmigo», donde no hay muchos datos nuevos, pero se ratifica la práctica del aborto.

«A la población se le manipula con facilidad diciendo simplemente que será una clínica de ayuda para la mujer ‘donde se le tratará con amor’, como dicen ellos», aclara.

Según la universitaria, los «medios de comunicación locales que tiene una gran cercanía a la alcaldía se han mostrado favorables a la construcción de la clínica, restándole importancia al tema del aborto».

«Otros medios impresos y radiales han abierto la puerta a expresar las dos visiones. Así como hay otros tantos que se declaran abiertamente pro vida. Lo curioso es que el impacto ha sido mas local e internacional, no tanto nacional, lo que demuestra una vez mas que estos temas siguen las dinámicas geopolíticas, al estilo de lo planteado por Kenichi Omahe sobre la ‘región-estado’ y lo ‘glocal'».

Eufemismos e información

La estudiante considera que en torno a la información sobre clínica tiene también lugar un debate terminológico, en el que se utilizan eufemismos.

«Los eufemismos son muchos, y van desde el mismo nombre el IVE (aborto), además hablan de ‘interrupción’ como si fuera un proceso que pudiera reanudarse después. Otro eufemismo es la ‘ideología de género’, que pregona la existencia de cinco géneros y se va al extremo de atacar la misma naturaleza humana al desconocer la existencia de dos sexos biológicamente definidos (hombres y mujeres) y reduce todo a una mera construcción cultural».

«En el caso de la clínica el  ‘feminismo de género’ se enfoca en defender los ‘derechos sexuales y reproductivos’, que a su vez son otro eufemismo que bien podría resumirse en aborto, esterilización y anticoncepción, conductas que obviamente van encaminadas a reducir la natalidad».

«Allí, por ejemplo, aparece otro de carácter malthusiano, pensar que somos muchos, lo que sin duda lleva a una eugenesia, que además refuerza el  equivoco de ‘eliminar la pobreza eliminando al pobre'», concluye Beatriz.

«Esto sin contar que se habla de dignidad humana en términos utilitaristas, acabando por completo con la idea de que la dignidad es algo intrínseco e inherente a la persona, que no se gana, ni se pierde, y que tampoco tiene niveles o grados», subraya.

Con información de Carmen Elena Villa

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación