Los obispos de Francia no ven oportuna una ley anti-velo

Print Friendly, PDF & Email

“No resolverá la cuestión”, afirma monseñor Santier

Share this Entry
Print Friendly, PDF & Email

PARÍS, martes 2 de febrero de 2010 (ZENIT.org).- Las mujeres musulmanas serían “todavía más marginadas” si en Francia se adoptara un proyecto de ley contra el “velo integral”, considera el presidente del Consejo para las relaciones interreligiosas de la Conferencia de los obispos de Francia.

Monseñor Michael Santier publicó este lunes un comunicado sobre las conclusiones de la comisión de la Asamblea nacional encargada de profundizar en la cuestión del velo islámico integral.

En él, el obispo destaca que la misión parlamentaria sobre el “velo integral” “no ha considerado oportuno escuchar la opinión de los responsables religiosos cristianos y judíos” ni responder a su carta al presidente de la misión.

También invita “a los ciudadanos franceses, y en primer lugar a los católicos”, a no “dejarse invadir por el miedo y la teoría del choque de civilizaciones”, sino a privilegiar la vía del “diálogo” y el “respeto mutuo”.

Según el representante del episcopado, “la propuesta de una resolución que tiene el acuerdo de responsables del culto musulmán y, al parecer, de diferentes partidos políticos puede ser un acto importante”.

“Pero yo soy muy reservado sobre la oportunidad de una ley que no resolverá la cuestión”, añade.

El obispo advierte que “el resultado podría ser contrario al efecto buscado y conducir, por reacción, a un aumento del número de mujeres que llevan esta ropa”.

“El Consejo Nacional de Culto Musulman, a través de su presidente, el señor Moussaoui, ha declarado claramente que el “velo integral” no es un signo religioso y que el Corán no pide que las mujeres lo lleven”, recuerda.

“Debe prevalecer la cordura -continúa-. El número de mujeres que llevan el velo integral es muy limitado, las decisiones tomadas no deben conducir a estigmatizar a los creyentes musulmanes”.

El comunicado indica que “es esencial distinguir la mayoría de nuestros ciudadanos musulmanes que piden poder practicar libremente su culto de una minoría que, en nombre del Islam, busca desestabilizar las democracias”.

“Si queremos que los cristianos en situación de minoría en los países de mayoría musulmana dispongan de todos sus derechos -declara-, debemos en nuestro país respetar los derechos de todos los creyentes al ejercicio de su culto”.

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación

@media only screen and (max-width: 600px) { .printfriendly { display: none !important; } }