El padre Cantalamessa no quería herir a los judíos

Aclaración tras la polémica del Viernes Santo

Share this Entry

CIUDAD DEL VATICANO, domingo, 4 de abril de 2010 (ZENIT.org).- El predicador del Papa, el padre Raniero Cantalamessa OFM, no tenía la intención de herir la sensibilidad de judíos en la predicación del Viernes Santo en la Basílica Vaticana y, si así ha sido, con humildad pide perdón.

El fraile capuchino, en la celebración de la Pasión del Señor, ante Benedicto XVI, había leído un pasaje de una carta que le había enviado un amigo judío, que ve en los ataques que los medios de comunicación han desencadenado en esta últimas semanas contra el Papa y la Iglesia algunos de los aspectos «más vergonzosos del antisemitismo».

Medios de información presentaron la predicación con el título «Contra el Papa y la Iglesia, campaña de odio como el antisemitismo», suscitando duras críticas de exponentes judíos.

En respuesta a estas declaraciones, el padre Cantalamessa ha afirmado: «Si contra mis intenciones, he herido la sensibilidad de los judíos y de las víctimas de la pederastia, me siento profundamente apenado y pido perdón, reafirmando mi solidaridad a unos y otros».

«Tengo que aclarar un aspecto –añade el predicador de la Casa Pontificia–: el Papa no sólo no ha inspirado esta cita, sino que al igual que todos los demás, ha escuchado por primera vez mis palabras durante la liturgia en la basílica de San Pedro. En el Vaticano nadie ha pedido leer con anticipación el texto de mis predicaciones, algo que considero como un acto de confianza en mí y en los medios de comunicación».

El fraile capuchino, explica en una entrevista concedida al diario italiano «Corriere della Sera» sus verdaderas intenciones que le llevaron a leer el pasaje de la carta de su amigo: «Este año la Pascua judía cae en la misma semana de la cristiana. Antes incluso de haber recibido la carta de mi amigo judío, por este motivo tenía el deseo de hacerles llegar un saludo por parte de los cristianos, precisamente en el contexto del Viernes Santo, que ha sido siempre, por desgracia, una oportunidad ocasión de solidaridad al Papa tan duramente atacado en estos momentos. Mi intención era de amigo, no tenía nada de hostil», añade.

«E amigo judío, un italiano muy ligado a su religión, en su carta me autorizaba a revelar su nombre. Yo no he considerado oportuno involucrarlo directamente, y lo considero mucho menos oportuno ahora», añade.

Este Viernes Santo, tras la predicación, el director de la Sala de Información del Vaticano, el padre Federico Lombardi S.I., aclaró que «unir los ataques al Papa con motivo del escándalo de la pederastia y el antisemitismo no es la línea seguida por la Santa Sede».

«El padre Cantalamessa -afirma el portavoz vaticano– sólo ha querido hacer pública la solidaridad del pontífice expresada por un judío, a la luz de la particular experiencia de dolor sufrida por su pueblo. Pero ha sido una cita que podía dar pie malentendidos».

Puede leerse la predicación completa del padre Cantalamessa en la sección de documentos de la página web de ZENIT (http://www.zenit.org/article-34893?l=spanish)

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación

console.log("Prueba")