El cardenal Hummes, enviado del Papa al Congreso Eucarístico de Brasil

El encuentro se celebrará en Brasilia del 13 al 16 de mayo

Print Friendly, PDF & Email
Share this Entry

CIUDAD DEL VATICANO, miércoles 5 de mayo de 2010 (ZENIT.org).- Benedicto XVI nombró el pasado 13 de marzo al prefecto de la Congregación para el Clero, el cardenal Cláudio Hummes, OFM, su enviado especial a las celebraciones del XVI Congreso Eucarístico Nacional de Brasil.

La Santa Sede hizo pública este miércoles la carta, escrita en latín y con fecha del 19 de abril, que el Papa ha escrito al cardenal Hummes con motivo de este acontecimiento eclesial que tendrá lugar en Brasilia del 13 al 16 de mayo.

En la carta, el Papa expresa su deseo de que el congreso eucarístico, que “se celebrará con máxima solemnidad”, sea muy fructuoso para todos los pastores y fieles participantes, y lo bendice por intercesión de Nuestra Señora de Aparecida.

También recuerda que el evento de la próxima semana tiene como tema Eucaristía, Pan de la Unidad de los Discípulos Misioneros.

Ya el pasado 15 de abril, el Papa se refirió a la preparación a este congreso en el país, al recibir a los obispos de la Conferencia Episcopal de Brasil en visita ad limina.

“’¡Quédate con nosotros, Señor!’, están rezando los hijos e hijas de Brasil camino hacia el XVI Congreso Eucarístico Nacional, [que se celebrará] de aquí a un mes en Brasilia, que de este modo verá el jubileo áureo de su fundación enriquecido con el «oro» de la eternidad presente en el tiempo: Jesús Eucaristía” declaró entonces.

Algunos obispos de Brasil han destacado que este congreso eucarístico será una oportunidad para colocar la Eucaristía en el centro de las comunidades.El obispo de Blumenau, monseñor José Negri, ha destacado en un artículo reciente que el tema del congreso propone el encuentro con Jesús Salvador, que elimina la división del mundo.

“Él, viniendo a nosotros, se revela fuente de unidad para la vida de todo el ser humano -ha indicado-. En su presencia eucarística, Jesús permanece junto a los suyos, reconciliándolos por la unión con la vida divina, la vida trinitaria”.

“En la celebración de la Eucaristía, partimos el mismo Pan, el Cuerpo del Señor, para llevar a todos los que lo comen a la unidad de la Iglesia, el Cuerpo místico de Cristo”, recuerda.

Y añade: “La finalidad de la comunión con Cristo en la Eucaristía no es solamente la de unirnos a Cristo, sino también la de unirnos entre nosotros, hermanos, y hacernos amar lo que Él ama y como Él ama”.

Print Friendly, PDF & Email
Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación