España: Asamblea General de la Sociedad San Vicente de Paul en Salamanca

Asiste el cardenal Cordes, presidente del Consejo Pontificio “Cor Unum”

Share this Entry

SALAMANCA, viernes, 28 mayo 2010 (ZENIT.org).- Desde hoy viernes hasta el 1 de junio, tiene lugar en Salamanca, España, la Asamblea General Extraordinaria de la Sociedad de San Vicente de Paul para elegir al XV presidente general internacional. Por primera vez en su historia, la Sociedad elegirá para este cargo a un no europeo. En la Asamblea participa el cardenal Cordes, presidente del Consejo Pontificio Cor Unum.

La Sociedad de San Vicente de Paul (SSVP), presente en 146 países de los cinco continentes, cuenta con 800.000 miembros y es la primera organización de caridad laica del mundo. A los miembros, como ayuda para las obras abiertas de atención a distintas pobrezas se unen más de 1.500.000 voluntarios cooperadores en todo el mundo.

Creada en 1833 en París, ha crecido sin cesar en el mundo entero para llevar asistencia a los más desposeídos siguiendo la idea de que “ninguna forma de caridad es extraña a la Sociedad de San Vicente de Paul”.

Así, varios millones de pobres en el mundo reciben la asistencia y el apoyo de la SSVP: ayuda material o simple presencia amistosa, pero también orfanatos, hogares de personas mayores, microcrédito, becas escolares, formación profesional, ayuda médica y hospitales, centros de acogida, tiendas de comestibles sociales, ayuda de urgencia y rehabilitación tras catástrofes naturales, son sólo algunos ejemplos proporcionados por la Asociación.

Esta Asamblea General reúne a más de 150 personas que representan a todos los países donde está presente la Sociedad con el fin de elegir al XV presidente general internacional. Esta elección puede ser calificada de histórica ya que cuenta con dos candidatos brasileños, un egipcio y un singapurense, por lo que por primera vez la Sociedad elegirá a un presidente que no será europeo.

El cardenal Paul Josef Cordes, presidente del Consejo Pontificio Cor Unum, estará presente, dará una conferencia sobre el tema de la caridad, y presidirá la Misa del domingo 30 de mayo.

La Sociedad de San Vicente de Paúl es una asociación católica, internacional, benéfico-social, fundada en 1833 en París por Federico Ozanam. El 23 de abril de ese año, seis estudiantes, entre ellos Federico Ozanam, ponen en marcha su idea de unir “a todos los jóvenes de corazón y de espíritu para alguna obra caritativa”. En dos años, la primera Conferencia se dividió y pronto empezaron a crecer en número de socios y a extenderse por las parroquias de París. Con el tiempo, las Conferencias se extenderían a toda Francia y a todo el mundo.

Instituida en España en 1848, está declarada de beneficencia particular y de utilidad pública el 23 de abril de 1972. En este país, el número de socios es de 3.546 personas, 1.562 hombres y 1.984 mujeres. Además, 25.000 socios colaboradores participan en la vida diaria de las Conferencias en distintas áreas de trabajo que pueden agruparse de la siguiente forma: Tercera Edad, Infancia y Juventud, Drogodependencias y Sida, Familias. Visita domiciliaria, Transeúntes, Reclusos, Inmigrantes y minorías étnicas.

El voluntariado social de la SSVP cuenta con el apoyo y la colaboración en algunos casos, de otras instituciones, tanto a nivel de la Administración Pública, Local, como Institutos Religiosos y ONG.

Las Conferencias son de alguna manera las células básicas de la Sociedad. Se unen generalmente a una parroquia a nivel geográfico y se componen exclusivamente de miembros activos voluntarios.

Los Centros son casas o instituciones al servicio de personas desfavorecidas gestionados por la SSVP. Están animados por “permanentes”, ayudados por voluntarios que no son necesariamente miembros de la Sociedad. Los Centros generalmente se establecen en lugares donde no existe Conferencia.

Para más información sobre la SSVP en España: http://www.ssvp.es/

Para seguir las noticias de la Asamblea General: http://www.ssvpglobal.org/
Por Nieves San Martín

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación