El delegado pontificio clausura el Congreso Eucarístico Español

Presenta la Eucaristía como presencia privilegiada de Dios

Share this Entry

TOLEDO, domingo, 30 de mayo de 2010 (ZENIT.org).- El cardenal Angelo Sodano, legado pontificio, clausuró el X Congreso Eucarístico Nacional de España, que se ha celebrado en Toledo del 27 al 31 de mayo, presentando la Eucaristía como presencia privilegiada de Dios entre los hombres.

El purpurado subrayó en celebración eucarística, presidida en la catedral de esta ciudad, que este sacramento «nos invita a comprometernos con todos nuestros hermanos para afrontar los desafíos actuales».

«Ciertamente la presencia de Dios en medio de nosotros se realiza de varios modos, pero es en la Eucaristía donde encuentra su forma más alta», aseguró el decano del Colegio Cardenalicio.

«Sabemos, en efecto, que hay una presencia de Dios en el mundo entero, una presencia cósmica: «Por Él todas las cosas han sido creadas, y en Él todas subsisten » (Col 1,17). Además la fe nos enseña que hay una presencia de Dios en cada persona humana, creada por Dios a su imagen y semejanza (cf. Gen 1,26)».

«A la luz de la fe creemos también que hay una presencia divina de predilección en la Santa Iglesia, una presencia mística en todo el Cuerpo eclesial, una presencia en sus Pastores y en sus fieles».

«¿Y cómo olvidar la presencia de Dios en la Sagrada Escritura?», se preguntó el purpurado.

Ahora bien, concluyó, entre todas las formas de presencia de Cristo en medio de nosotros, «sobre todas ellas descuella la presencia eucarística, que nosotros hoy queremos celebrar de manera particular, como la maravilla más grande que Dios ha obrado entre nosotros».

El X Congreso Eucarístico Nacional, organizado por la diócesis toledana en colaboración con la Conferencia Episcopal Española, ha sido una de las acciones comprendidas en el Plan Pastoral de la Conferencia Episcopal Española (2006-2010), que lleva por título «Yo soy el pan de vida (Jn 6, 35). Vivir de la Eucaristía».

En el Congreso ha tenido lugar la recepción de la Cruz de las Jornadas Mundiales de la Juventud y del Icono de la Virgen María en una vigilia de oración con los jóvenes.

El X Congreso Eucarístico concluye con una participación de más de un millar de personas en los actos públicos, 800 congresistas, 1.200 niños en el Encuentro infantil y 50 obispos que se han ido incorporando al evento desde el pasado jueves.

Share this Entry

ZENIT Staff

Apoye a ZENIT

Si este artículo le ha gustado puede apoyar a ZENIT con una donación